VOLEIBOL

El Voleibol Logroño, a punto de desaparecer

El empresario Carlos Arratia decidió no inscribir al equipo en la próxima Liga Iberdrola y en los próximos días podría anunciar la desaparición del mismo.

Las jugadoras del May Deco Voleibol Logroño posan con el trofeo tras su victoria ante el Sanaya Libby's La Laguna, en el partido de la Supercopa Iberdrola de voleibol femenino.
Ramón de la Rocha EFE

El Club Voleibol Logroño, el conjunto que ha dominado el voleibol femenino española en la última década, está próximo a su desaparición como equipo profesional, por decisión de su máximo responsable, el empresario riojano Carlos Arratia.

Aunque la decisión no es oficial, él mismo ha explicado a EFE que en los próximos días ofrecerá una conferencia de prensa para ofrecer detalles de la situación en la que está el equipo y, sin dar más explicaciones, ha asumido que "era la decisión que había que tomar".

Además, ya se ha reunido con jugadoras y cuerpo técnico y varias de ellas han comenzado a buscar equipo en España y otros países.

A falta de que el propio Arratia explique el motivo por el que ha adoptado esta decisión, lo único que ha trascendido es la reunión a la que citó al cuerpo técnico y a las jugadoras, a las que comunicó que había decidido no inscribir al Voleibol Logroño -May Deco la pasada campaña- en la próxima Liga Iberdrola.

La decisión sorprendió a todas las jugadoras presentes, dado que hasta el final de la semana pasada el club estaba inmerso en la negociación de la renovación de varias de ellas, que había conseguido, y en diferentes fichajes para confeccionar una plantilla que volviera a aspirar al título.

Así, al menos hasta el miércoles, el Voleibol Logroño iba a volver a ser el referente de la Liga Iberdrola, en la que ha logrado 18 de los 20 últimos títulos de Superliga -seis consecutivas-, Copa y Supercopa en juego.

No es la primera vez que este club "sufre" diferentes cuestiones por motivos económicos; hace años se trasladó del municipio en el que se creó, Murillo de Rïo Leza, a Logroño en busca de mayores apoyos y hace dos temporadas renunció a jugar en competiciones europeas por falta de presupuesto.

Siempre, no obstante, había sido soportado por las instituciones públicas y por el propio Arratia, que hace meses, tras celebrar el título de Copa, pidió "un poco más de apoyo" del Gobierno regional para participar en la próxima Liga de Campeones, con lo que nada hacía presagiar la decisión que ha tomado ahora.

Cuando se confirme oficialmente la desaparición del club de Logroño, éste seguirá los mismos pasos de otros referentes del voleibol femenino español que dejaron de competir tras años de dominar las competiciones, como el Tenerife Marichal -que ganó diez ligas- o el Murcia, que logró seis aunque con dos denominaciones diferentes.