MONTAÑISMO

La montaña recupera su vida con más medidas de seguridad

Raúl Lora, presidente de la Asociación Española de Guías de Montaña, atendió a AS para hablar de las medidas que han tomado a la hora de retomar la actividad en el sector.

Imagen de un guía junto a un cliente durante una ascensión de alta montaña.
Asociación Española de Guías de Montaña

Los deportes de montaña poco a poco van recuperando la actividad en España durante las fases de desescalada tras la pandemia de coronavirus. Para que este regreso se siga realizando en las mejores condiciones y evitar posibles riesgos sanitarios durante la práctica de estas actividades, la Asociación Española de Guías de Montaña (AEGM) ha publicado un documento de 'Recomendaciones para guías de montaña'.

Raúl Lora, presidente de la AEGM, atendió a AS para explicar en qué consiste esta guía. "Es un documento basado en las recomendaciones que ha hecho el Ministerio de Turismo a través del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE). Lo que trata es de concretar más orientando a las recomendaciones a la práctica profesional de los guías de montaña en las cuatro especialidades que recoge la Asociación Española de Guías, que son media montaña, alta montaña, escalada y barrancos". Lora, que también ejerce como guía, celebró la acogida que ha tenido en el sector estas medidas. "La acogida de estas medidas por parte de los compañeros guías ha sido muy buena. Cuando se publicaron aún no estaban finalizadas las recomendaciones del Ministerio, que son mucho más genéricas. Los profesionales estaban esperando algo más preciso para ayudar a reconducir su práctica profesional adaptada a esta nueva situación en la que hay que tener en cuenta la gestión del riesgo higiénico-sanitario del contagio del COVID-19".

El dirigente también comentó cómo se están distribuyendo los grupos de personas que practican las respectivas modalidades de deportes de montaña. "El Ministerio ha marcado un grupo máximo de diez personas. Aún así, como nuestras actividades son bastante específicas, en condiciones normales se suelen realizar con grupos más pequeños, de menos de diez personas. Dentro de esas recomendaciones y de manera orientativa hemos incluido unos ratios para cada especialidad, todos ellos menores que los grupos de 1 a 10 personas. Luego cada guía o cada empresa debe adaptar estas orientaciones a las circunstancias de sus clientes y la actividad que realice ese día. En general, para nosotros es fácil cumplir lo que ha propuesto el Ministerio porque ya de por sí trabajamos normalmente con grupos más pequeños".

Lora afirma que en muchas de las disciplinas puede respetarse la distancia social y, en aquellas en las que puede ser más complicado, se han tomado medidas como el uso de mascarilla durante la realización de las actividades. "En algunas disciplinas veo muy sencillo que se respeten las distancias de seguridad, como en media montaña y senderismo. Salvo algún tramo con mayor dificultad técnica en el que haya que ayudar a los clientes, en el 90% de los tramos se puede mantener la distancia de seguridad. En otras modalidades como escalada o barrancos hay momentos de la actividad en los que es prácticamente imposible mantener la distancia de seguridad. Para estos momentos se han tenido en cuenta otras medidas de seguridad como el uso de mascarillas para gestionar ese peligro de contagio".

Lora analizó cómo está siendo el regreso a la actividad en el sector y cómo han doblado esfuerzos para preservar la seguridad de los clientes. "El regreso a la actividad está siendo lento y progresivo pero el sector se ha reactivado con energía. La gente está deseosa de salir a la montaña y practicar este tipo de actividades y hacerlo con la mayor seguridad posible. Antes de la pandemia del coronavirus nuestro trabajo siempre ha sido aportar seguridad a las actividades que hacemos con nuestros clientes. Ahora también tratamos de aportar seguridad en el ámbito sanitario para evitar ese riesgo de contagio". También se muestra optimista de cara a la recuperación del sector en las próximas fechas. "Si todo sigue la línea de estas últimas semanas y seguimos avanzando en las fases de desescalada que ha marcado el Gobierno, nosotros esperamos que este verano sea igual en cuanto a actividad laboral para los guías de montaña respecto a veranos anteriores. Pero hay compañeros que, viendo las reservas que están teniendo para este verano, son optimistas y creen que hasta incluso podrían mejorar".

Por último Lora animó a que la gente vuelva a practicar deportes de montaña con la menor preocupación y sabiendo que tendrán la mayor seguridad posible para prevenir riesgos sanitarios. "Recomendamos salir a la montaña después de haber visto el documento que hemos elaborado. Queremos dar a conocer que este tipo de actividades en la montaña se pueden practicar con total seguridad desde el punto de vista sanitario. Queremos que la gente no tenga problemas en empezar otra vez a contratar y disfrutar estas actividades porque, igual que lo hacíamos previamente, en cuanto a la gestión de los riesgos físicos, ahora los guías de montaña están preparados, capacitados y debidamente formados para gestionar este otro riesgo".