NATACIÓN SINCRONIZADA

Los entrenamientos de Alisa Ozhogina en una piscina de ocho metros

La componente de la selección española de natación sincronizada entrena en una piscina privada de ocho metros en Sevilla antes de poder volver al CAR de Sant Cugat.

La nadadora española Alisa Ozhogina.
Twitter @SincroSevilla

La nadadora andaluza Alisa Ozhogina, miembro del equipo nacional de natación sincronizada, entrena "en una piscina privada de ocho metros" mientras está "contando los días para volver al Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat", localidad barcelonesa que todavía se halla en la fase 0 del desconfinamiento.

La deportista del CN Sincro Sevilla trabaja "de ocho a diez horas diarias, más o menos como antes", lo que incluye "videoconferencias con las entrenadoras y las demás" componentes de la selección española que aún debe sellar su billete para Tokio 2020, y también "salir a correr desde que es posible respetando los horarios".

Alisa Ozhogina se beneficia desde la semana pasada del "permiso que han las autoridades sanitarias a todos los deportistas de alto nivel -el denominado "Pasaporte DAN"- con el que te puedes desplazar y usar los medios que necesites para realizar tu entrenamiento individual".

"Yo viajo a Tomares a casa de mi entrenadora del Sincro Sevilla, María del Mar Martínez Gómez, que tiene una piscina pequeña, de ocho metros, privada en su casa. Allí voy a nadar por las tardes. No todas mis compañeras tienen esa posibilidad. Ellas hacen trabajo extra o les van mandando cosas", ha añadido en declaraciones a EFE la atleta de origen ruso.