ATLETISMO

Los atletas de Kenia trabajan en las granjas mientras esperan para volver a entrenar

Destacados atletas del país ayudan en trabajos cotidianos tras el cierre de las instalaciones de entrenamiento a causa del avance de la pandemia de coronavirus.

Beatrice Chepkoech compite durante la prueba de 3.000 metros obstáculos durante los Mundiales de Atletismo de Doha 2019.
LUCY NICHOLSON REUTERS

La pandemia de coronavirus también nos ha dejado imágenes curiosas de algunas de las grandes figuras del atletismo y cómo pasan la cuarentena mientras ven cómo permanecen cerrados los centros de entrenamiento donde suelen prepararse.

Una de las imágenes más curiosas nos lleva a Kenia, cuna de algunos de los atletas más destacados del panorama mundial. Desde que el pasado 13 de marzo se detectase el primer positivo en el país, los deportistas han tenido que volver a sus casas tras detenerse las actividades deportivas.

Ante esta medida y sin posibilidad de lograr ingresos por la falta de competición, numerosos atletas han empezado a trabajar en granjas o campos de cultivo. Uno de estos casos es el Beatrice Chepkoech, plusmarquista de 3.000 metros obstáculos, que está trabajando estos días junto a su padre en una plantación de té en el país.

En declaraciones al diario keniano Daily Nation, Chepkoech relató cómo está siendo su vida durante la cuarentena. "La temporada entera está perdida y sólo nos dejan hacer entrenamientos fáciles para mantenernos en forma. Pero como atleta, necesito estar en buena forma en el caso de que el virus sea controlado y regresen las competiciones".

Una situación parecida vive Rodgers Kwemoi, campeón del mundo de 10.000 en categoría sub-20 en 2016, que entrena en Japón pero al que la cuarentena le ha pillado en Kenia, y ahora trabaja en una granja de maíz. "Ahora estoy echando pesticida en el maíz. Como atletas dependemos de correr y ahora estamos devastados porque toda la temporada se ha perdido".