GIMNASIA

Estados Unidos suspende a una de las entrenadoras de élite

Maggie Haney, que dirigió a las campeonas Laurie Hernández y Riley McCusker, sancionada durante ocho años por abuso emocional y verbal.

Madrid
0
Maggie Haney, en el centro de la imagen,

Tras una investigación de dos meses intensos, con la participación como testigos de cargo de dos internacionales del equipo estadounidense de gimnasia artística femenina, la Federación de Estados Unidos comunicó esta semana que la entrenadora Maggie Haney queda apartada de toda actividad gimnástica que esté relacionada con la Federación una vez comprobado y dado por cierto e abuso emocional y verbal del que era acusada por algunas de sus gimnastas.

La sanción para Haney es por ocho año de inactividad en cualquier club, universidad o escuela que esté vinculado con la Federación de Estados Unidos. A sus 42 años, la entrenadora, además, tendrá que superar después dos años de prueba antes de disponer de nuevo de su actual autonomía.

Laurie Hernández, que formó parte del equipo campeón olímpico en Estados Unidos, se presentó delante de los investigadores para acusar directamente a su entrenadora, mientras que la campeona del Mundo, Riley McCusker mandó una carta manuscrita en la que exponía las formas con las que fue tratada por su entrenadora. Ambas fueron preparadas por Haney en un club de Nueva Jersey,

La Federación de Estados Unidos lleva un par de años tratando de lavar una imagen que saltó por los aires tras la acusación, arresto y condena de por vida del doctor Nassar, por abusos sexuales continuados a gimnastas del equipo nacional, Desde entonces aplica un código ético de conducta que trata de ser ejemplar para cambiar la imagen de su asociación deportiva.