PIRAGÜISMO

El Támesis sin Oxford-Cambridge

La ola de cancelaciones y aplazamientos que ha provocado la crisis sanitaria mundial del coronavirus también ha afectado a joyas del deporte británico.

El Támesis sin Oxford-Cambridge
PETER NICHOLLS REUTERS

La ola de cancelaciones y aplazamientos que ha provocado la crisis sanitaria mundial del coronavirus también ha afectado a joyas del deporte británico como el Grand National o la mítica regata Oxford-Cambridge que estaba prevista para este domingo. La regata, que enfrenta a estudiantes de las dos universidades, no sólo congrega a multitudes en la ribera del río que viven esta rivalidad, sino que se trata de una de las pruebas deportivas totalmente amateur más seguidas del mundo y con más tradición. De hecho, desde 1856, fecha en la que la cita se celebra anualmente (la primera data de 1829), sólo las guerras mundiales provocó que no se celebrara la carrera, e incluso hay algunas referencias de que en ese periodo bélico también hubo alguna regata aunque no se consideran parte del historial oficial.

Un palmarés que cada institución educativa considera un orgullo y que, tras la prueba del año pasado, tiene a Cambridge al frente con 84 victorias ante las 80 de su rival (el único empate data de 1877). "Lo lamentamos por los atletas que tantos sacrificios hacen para representar a su universidad y a todos aquellos que esperan cada año para seguirlo en las riberas, en la meta, o por televisión", se lamentó la organización al cancelar el evento.

En cuanto al Grand National, que debía celebrarse el próximo cuatro de abril, la legendaria prueba de obstáculos a caballo de Aintree (Liverpool), tampoco tendrá lugar, aunque ayer se anunció que una simulación por ordenador, que se ha llevado a cabo en los últimos años con gran ajuste a la realidad en cuanto a resultados, se volverá a realizar... ¡y se retransmitirá por televisión!