TOKIO 2020

Nadal, Pau, Entrerríos, Lydia, Noya... último baile en Tokio

Los Juegos de Tokio están marcados en rojo como el final de las carreras olímpicas de muchas de las estrellas españolas. Algunos, tendrán que alargarlas con un aplazamiento.

Nadal, Pau, Entrerríos, Lydia, Noya... último baile en Tokio
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Los Juegos de Tokio este verano estaban marcados en rojo como el final de las carreras olímpicas de muchas de las estrellas españolas. Algunos, tendrán que alargarlas con un aplazamiento a 2021 o 2022.

Pau Gasol y el baloncesto.

El último baile de un equipo dos veces campeón del mundo y tres de Europa desde 2006 estaba previsto en el Saitama Super Arena. El sábado 8 de agosto, final masculina, España pretendía colgarse la única medalla que le falta, el oro olímpico (dos platas y un bronce desde Pekín). Pau lucha por jugarlos con 40 años. Se recupera de una grave lesión ósea en su pie izquierdo y dijo a El País que con el largo proceso de recuperación "es inevitable pensar en la retirada". No le queda mucho. Su hermano Marc (35) y Rudy Fernández (34) sopesan dejar la Selección tras los Juegos. La gran capitana Laia Palau (40) sueña también con un oro antes de dejarlo.

Rafa Nadal.

El campeón de 19 Grand Slam, oro individual en Pekín 2008 y en dobles con Marc López en Río, no se ha puesto fecha. Pero tiene 33 años y lleva en el circuito mucho tiempo. En 2021 cumplirá 20 años como profesional, en los que ha tenido que hacer frente a graves lesiones. Tokio deberían ser, en principio, sus últimos Juegos. "La lógica dice que no estaré en París 2024, pero también hay que desconfiar de la lógica", declaró la respecto.

Saúl Craviotto.

El piragüista (35 años) aspira a igualar a David Cal como deportista español con más medallas (5), e incluso a superarle si se decidiera a doblar y portar la bandera en la ceremonia de inauguración, que podría compartir con Mireia. Tiene dos oros, una plata y un bronce desde Pekín 2008. "El tiempo juega en mi contra y todo lo que se alargue será peor, pero en 2021 lucharé por llevar la bandera de mi país", explica a AS, confirmando que seguiría.

Mireia Belmonte.

La catalana ya estuvo en los Juegos de Pekín 2008 y, desde entonces, ha conquistado un oro, dos platas y un bronce. Sus 29 años son ya una edad avanzada para una nadadora, que además afronta un programa extensísimo. En los Mundiales de Gwanju de 2019 nadó sólo dos finales de seis posibles, después de superar problemas de vértigos. Todo lo fiaba a este verano, con una programación con sólo cinco días de descanso en 10 meses. Su técnico, Fred Vergnoux, jefe de entrenadores de la Federación, acaba contrato en noviembre y es otra incógnita.

Alejandro Valverde.

El 25 de abril cumplirá 40 años y, tras ganar el Mundial, lo dejó claro: "El oro olímpico es lo que falta en mi currículum y los Juegos son el último gran reto de mi carrera deportiva". Seguirá corriendo en 2021, después de renovar con Movistar. Pero no más. Toda su preparación iba enfocada a la medalla e incluso sopesaba abandonar el Tour a mitad para llegar fresco.

Lydia Valentín.

Tiene 35 años y la triple corona: oro olímpico, mundial y europeo. Además, es bronce y plata olímpicas, todo luchando contra rivales que se habían dopado, como se demostró después. "En Tokio se cierra la etapa porque un ciclo de cuatro años más después de toda una vida dedicada al alto rendimiento sería excesivo", había apuntado. Ninguna halterófila ha conquistado medallas en cuatro Juegos. Es su reto.

Javier Gómez Noya.

Cinco veces campeón mundial de triatlón (récord) y plata en Londres 2012, el gallego retornó de la larga distancia a la olímpica, que casi seguro dejará tras Tokio para intentar conquistar el Ironman de Hawái. Todo, por intentar ganar el oro. "Un reto antinatural", confiesa, porque el cuerpo pierde explosividad y gana en resistencia. Un mes antes de ir a Río, se fracturó un brazo entrenando y perdió la oportunidad. Mañana cumple 37 años. "Aspirar a medalla es real”, dice.

Entrerríos y el balonmano.

Los Hispanos tienen clavada la herida de no haber ido a Río y ganaron el Europeo para lograr el billete. Sólo les falta un oro olímpico para la triple corona. Raúl Entrerríos (39 años) había elegido Tokio para retirarse. "Si se posponen los Juegos, no sé lo que haré, habría que valorar muchas cosas", dijo hace unos días. Julen Aginagalde tiene ya 37 y es otro de los veteranos junto a la muralla defensiva: Viran Morros (36) y Gedeón Guardiola (35). Silvia Navarro, portera de unas Guerreras con las que fue bronce en Pekín 2008 y son actuales subcampeonas mundiales, tiene ya 41.

Maialen Chourraut.

Bronce en Londres 2012 y oro en Río 2016, sus 37 años parecen dictar que llegar a París 2024 es difícil. Desde Río, ha sufrido múltiples problemas físicos, pero ha ido mejorando y ya tenía su plaza.

Teresa Portela.

Un caso único. La palista de 37 años debe convertirse en la española con más participaciones (6) tras su último bronce mundial. Fue cuarta en Londres, quinta en Atenas y Pekín, y sexta en Río. "Ya me toca", advertía.