ESQUÍ

Sancionan a un joven por esquiar en Sierra Nevada pese al estado de alarma

Los hechos tuvieron lugar el sábado cuando una dotación sorprendió al joven en la urbanización de Sierra Nevada. La multa puede oscilar entre 600 y 30.000 euros.

Esquí en Sierra Nevada
Diario AS

Un joven de unos 22 años, con domicilio habitual en Madrid y residente de forma temporal en Sierra Nevada, ha sido sancionado tras ser sorprendido cuando pretendía esquiar en esta estación granadina pese al estado de alarma, según ha informado este domingo a Efe la Policía Local de Monachil (Granada).

Los hechos, recogidos en un vídeo que ha sido difundido por este cuerpo policial, tuvieron lugar en la tarde de este sábado cuando una dotación sorprendió al joven en la urbanización de Sierra Nevada, equipado para la práctica del esquí.

Según ha informado Jacinto Sánchez, agente interviniente junto al jefe de la Policía Local, Raúl Fernández, el joven estaba al parecer con otro amigo con el que se turnaba para acceder en un vehículo a las partes altas de la estación de esquí y luego descender por las pistas, a pesar de la prohibición de circulación y permanencia en la vía pública y de que, además, la estación se encuentra cerrada al público.

El joven fue advertido de que no podía permanecer en la vía pública y replicó a los agentes que pretendían identificarlo que desconocía que eso fuera exactamente así.

También les comentó que actualmente vive en Sierra Nevada, donde trabaja durante la temporada de profesor de esquí, aunque su domicilio habitual está en Madrid.

La Policía Local de Monachil dará traslado de la propuesta de sanción a la Subdelegación del Gobierno de Granada para que se puedan determinar la cuantía de la multa, que puede oscilar entre 600 y 30.000 euros.

Además, este mismo cuerpo ha propuesto en las últimas horas otras cuatro sanciones por distintos incumplimientos del estado de alarma en Sierra Nevada, tras recibir varios avisos de que en el núcleo urbano de la estación no se estaba respetando la prohibición y se estaban al parecer practicando paseos y deportes de invierno.

En concreto, se sancionó a varias personas que simularon ir a comprar medicamentos y a dos chicas que bajaban en autobús a Granada con una maleta vacía, simulando ser turistas, al parecer para hacer la compra en un supermercado y a pesar de que la estación cuenta con establecimientos de alimentación disponibles.

También una pareja alegó bajar hasta la capital granadina porque carecía de lavadora en su vivienda de la sierra, por lo que los agentes le facilitaron el contacto de una lavandería de la estación que se encuentra abierta.