CORONAVIRUS | DOPAJE

Antidopaje pierde el control

Sanidad tiene a su disposición bienes y médicos de la AEPSAD en el estado de alarma. Sólo cuatro laboratorios en el mundo recogen muestras.

Antidopaje pierde el control
Dani Sastre

La crisis del coronavirus ha puesto a la lucha contra el dopaje en un segundo plano. De hecho, mediante el artículo 12 del real decreto por el que se declara el estado de alarma en España, "todas las autoridades civiles sanitarias de las administraciones públicas del territorio nacional, así como los demás funcionarios y trabajadores, quedan bajo las órdenes directas del ministro de Sanidad cuando resulte necesario". Los médicos de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte se encuentran al servicio del Gobierno, y la AEPSAD ya ha llevado a cabo un inventario y ofrecido al Ministerio mascarillas, batas y distintos materiales.

Sin ir más lejos y a través del epígrafe 12 (medidas dirigidas a reforzar el Sistema de Salud), el director de la Agencia y doctor en Medicina y Cirugía, José Luis Terreros, está en esa reserva preparada para cualquier contingencia. "Tanto nuestro personal como yo mismo nos sentimos en la obligación moral de ayudar y acudir si se produce la llamada", confirma Terreros a AS. Mientras, intentan realizar el trabajo de los diferentes departamentos de manera telemática, a pesar de que a él y a Agustín González, el secretario general, todavía les corresponden faenas presenciales en las oficinas.

Eso sí, los laboratorios de Madrid y Barcelona han cerrado y simplemente se efectúan tareas de mantenimiento con las máquinas. "Sobre el plan de distribución de controles antidopaje, tal y como establece la normativa, nos sometemos a criterios de discreción absoluta para que se garantice su eficacia", asegura Terreros. Aun así, desde la propia AEPSAD reconocen que será muy difícil hacer un solo análisis mientras se prolongue el estado de alarma. Primero, para no arriesgar a técnicos y deportistas a un hipotético contagio al recoger las muestras. Segundo, porque se ha detenido toda actividad y creen que los test no tienen mucho significado sin competición ni fuera, por sorpresa.

Pasaporte: España continúa en incumplimiento con la AMA

La validez del pasaporte biológico en España dista mucho de tener una solución sencilla. El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) revocó el castigo de cuatro años a Ibai Salas por irregularidades, y desde entonces sólo se han producido demoras en las dos vías de apelación. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) recurrió contra la absolución en lo contencioso y en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Después de que el TAD no enviara la documentación correcta y se aplazaran varias vistas, se fijó el reciente miércoles 18 de marzo para que el caso avanzara en la justicia ordinaria nacional. Sin embargo, todos los procedimientos judiciales han quedado suspendidos por la crisis del coronavirus (y muy posiblemente no se retomen hasta septiembre). José Rodríguez, abogado de Salas, pretendía demorar la resolución del TAS y que se publicara posteriormente a la del contencioso, donde el TAD le avalaría. De momento ambos caminos se encuentran pendientes, mientras España sigue en incumplimiento con el Código Mundial de la AMA (que ya dispone del borrador de la nueva ley antidopaje nacional).

Las Agencias Mundial Antidopaje (AMA) e Internacional de Controles (ITA, dependiente del Comité Olímpico Internacional), principales órganos de vigilancia, asumen las complicaciones en las que incide Terreros: "No podemos poner en peligro a auxiliares y atletas, ni tampoco la integridad de la sangre y la orina". Únicamente siguen en funcionamiento cuatro laboratorios de la AMA, que no ha revelado sus nombres. Se supone que uno es el de Lausana, la sede del olimpismo. El de Montreal, la ciudad canadiense donde se ubica su cuartel general, se clausuró también. Estos cuatro centros reciben, estudian y congelan los análisis que practiquen federaciones internacionales y agencias nacionales. Si se realizan.

Al margen de la práctica desaparición que se espera en España, China comunicó al COI la suspensión de sus controles por el estado emergencia del país. La CHINADA pretendía que la decisión fuera temporal, pero no ve soluciones factibles a corto y medio plazo. Gran Bretaña (UKAD) anunció que reducía sus pruebas "por la cancelación de las competiciones y las recomendaciones del Gobierno". Si los Juegos de Tokio finalmente se disputan, la ausencia de test se convertirá en un problema para los deportistas que no completen el cupo requerido por el COI para el ciclo olímpico, así que habrá que buscar alternativas o reducir las exigencias. Sin embargo, para el antidopaje "la prioridad ahora mismo es la salud pública".