Inglaterra
33
FIN
30
Gales

RUGBY | SEIS NACIONES

Inglaterra gana la Triple Corona pendiente del coronavirus

La Rosa hundió a la Gales de Pivac en un partido accidentado en Twickenham, en el que terminó con 13 jugadores. Su encuentro de la última jornada en Italia está aplazado.

Inglaterra Triple Corona Seis Naciones 2020
FACUNDO ARRIZABALAGA EFE

Inglaterra mantiene vivas sus aspiraciones de ganar un tercer Seis Naciones en la era Eddie Jones. La Rosa debía vencer este sábado a Gales en Twickenham para mantener sus opciones de cara a la última cita y eso es precisamente lo que hizo. El 33-30 final refleja lo que fue un partido accidentado, aunque no haga justicia a la superioridad de una Inglaterra que jugó los últimos seis minutos con 13 jugadores, expulsado Tuilagi por un placaje sobre la cabeza de George North y excluido en el sin bin Ellis Genge.

Hasta ese ERE practicado por Ben O’Keefe en cuestión de un par de minutos, Inglaterra mandó por imperativo legal. Era ganar o ganar para meter presión a Francia, que este domingo (16:00) visitará Murrayfield empatada a puntos con sus rivales de la otra orilla del Canal de la Mancha. Con los deberes hechos, los ingleses entran ahora en la incertidumbre, pues su partido de la última jornada en Roma quedó aplazado sine die a causa del coronavirus.

Volviendo a Twickers, Watson madrugó el partido a la salida de una touch en su vuelta al XV local y Daly finalizó en el banderín izquierdo en el 31’. Fueron los highlights de una primera parte en la que Gales solo sumó con golpes a palos y que dejó otra imagen excéntrica de Joe Marler: en un intercambio de opiniones recio entre ambos bandos, decidió pellizcarle sus partes íntimas a Alun Wyn Jones.

En el segundo tiempo, el viento cambió. Inglaterra se descosió tras el saque inicial y un contraataque galés fulminante terminó en ensayo de Tipuric. El amago de los Dragones lo enfrió Farrell con dos infracciones transformadas y en el 61’ Tuilagi, tras estampida doble de Youngs y Watson, pareció sellar el triunfo inglés. Fue el preludio del caos, con las expulsiones anunciadas y dos ensayos tardíos de Biggar y Tipuric, nuevamente.

La Triple Corona (victorias sobre el resto de rivales británicos del torneo) es inglesa por primera vez desde 2017. La pelota está ahora en el tejado de Francia mientras Irlanda, la tercera en discordia en la pelea por el título, aguarda también noticias del partido que debía haber disputado este sábado contra Italia, truncado por el virus.