ATLETISMO

El cambio de versión de Farah deja en shock a Reino Unido

El programa Panorama de la BBC muestra cómo Farah mintió a la USADA al negar que recibiese una inyección de L-carnitina antes del Maratón de Londres de 2014.

Alberto Salazar y Mo Farah, durante los Mundiales de Atletismo de Pekín de 2015.
PHIL NOBLE REUTERS

La sombra del dopaje vuelve a planear sobre la figura de Mo Farah. Un reportaje del programa BBC Panorama muestra cómo el atleta británico mintió a la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) sobre la inyección de L-carnitina que se suministró antes de tomar la salida en el Maratón de Londres de 2014.

El programa BBC Panorama mostró el cambio de versión de Farah sobre el consumo de esta sustancia mientras hablaba con los investigadores de la USADA sobre estas inyecciones, y el programa incluyó además una serie de correos en los que los dirigentes de UK Athletics debaten sobre si darle o no a Farah cuatro inyecciones de L-carnitina dos días antes del Maratón de Londres de 2014. Entre las figuras salpicadas en estas conversaciones están el antiguo jefe médico del atletismo británico, Rob Chakraverty, el responsable de rendimiento Barry Fudge, el director de rendimiento Neil Black y Alberto Salazar, exentrenador de Farah.

En el reportaje se muestra que Farah se sometió a test antidopaje seis días después de recibir las inyecciones, sin dar muestras de las sustancia. BBC Panorama también desvela que un año después Farah fue interrogado durante casi cinco horas por la USADA en Londres y negó haber recibido este suplemento. "Si alguien dice que estoy tomando inyecciones de L-carnitina, no dice la verdad, al 100%. Alberto Salazar nunca me recomendó suministrarme inyecciones de L-carnitina, nunca lo he hecho. Ningún médico me puso una y me inyectó esta sustancia días antes del Maratón de Londres". El límite de consumo de la L-carnitina es de 50 mililitros cada seis horas y, tras la entrevista con la USADA, Farah le confesó a Barry Fudge que logró la inyección de L-carnitina a través de un contacto de Salazar.

Después de que se diese por cerrado el interrogatorio Farah decidió contar la verdad. "Sólo quería ser claro, lo siento chicos, tomé esa inyección en ese momento y pensé que no lo hice. Todo vuelve para mí, pero en ese momento no me acordaba"

En una entrevista a The Times, Farah confesó que se olvidó de este episodio y de qué sustancia se había inyectado. "Terminé la entrevista y me dije 'mierda'. Recordé que había recibido una inyección. ¿Cuál era su nombre? L-carnitina, y era como 'mierda'". En esta entrevista también lamentó que Rob Chakraverty no registrase bien este hecho. "En este momento desearía no haberla tomado porque no me hizo nada. Corrí como una mierda ese día".