LAUREUS 2020

Bubka: "El límite está lejos y Duplantis puede saltar más"

El señor de la pértiga (Ucrania, 56 años) analiza el fenómeno de la nueva estrella sueca antes de la gala de los Premios Laureus en Berlín.

Bubka: "El límite está lejos y Duplantis puede saltar más"
Ian Gavan Getty Images for Laureus

Serguei Bubka (Lugansk, Ucrania, 56 años) toma dos trozos de papel en sus manos y los separa un centímetro sobre una mesa. "Imagínese que está en una pista, que se coloca el listón a 6,18 metros y que usted se pone debajo y levanta su cabeza hacia arriba. ¡Impresiona! Para saltar ese listón hay que elevarse aún mucho más, ¡Increíble!", le dice al periodista en Berlín, antes de los Premios Laureus que se entregan este domingo (19:00, TDP). Habla Bubka, claro, sobre Armand Mondo Duplantis. Sobre el sueco que ha irrumpido como un relámpago para arrebatar a Renaud Lavillenie el récord mundial de pértiga, de una especialidad donde el ucraniano fue el señor del aire entre enero de 1984 y febrero de 1993 superando 35 veces la plusmarca mundial. Duplantis no está en la ceremonia de los Laureus que se entregarán hoy. Pero su gesta se votará, seguro, en los próximos.

Bubka, como todo gran campeón, es orgulloso. Por eso, cuando se le pide que analice cómo es el explosivo hombre de 20 años y 1,81 metros que saltó 6,17 en Torun (Polonia) y una semana después, el sábado, alcanzó los 6,18 en Glasgow, responde con una evasiva. "¿Sus puntos fuertes? No estoy listo para analizarlo, tendría que verlo más en un par de competiciones, en el estadio, sentir cómo compite y tener más información sobre él. ¡Ahora estoy en los despachos! Pero cuando un chaval hace esto es que es rápido, fuerte, técnico... Lo tiene todo", explica el ahora miembro del Comité Olímpico Internacional.

¿Cuándo supo Bubka de Duplantis? "La primera vez que le vi fue en unos Mundiales júnior... Cuando pasó de seis metros con esa edad me pareció extraordinario", relata. El sueco voló sobre esa barrera mítica con 18 años. "No me ha sorprendido lo que ha hecho, porque su progresión fue impresionante desde el principio. Pasar de seis metros tan joven indicaba ya que estábamos ante alguien único", apoya.

Sin titulo

"No sé dónde está el límite de Duplantis, no soy un mago, pero el límite humano con la pértiga aún está muy lejos. Y Duplantis claramente puede saltar más", aventura Bubka aludiendo a la suficiencia con la que superó los 6,18 la nueva estrella.

Duplantis, que competirá el 19 de febrero en Lievin y el 23 en Clermont Ferrand, cuna de su amigo Lavillenie, hizo lo que Bubka en 1993, cuando en ocho días salvó 6,14 en Liévin (Francia) y 6,15 en Donetsk (Ucrania, donde se entrenaba). "Eso demuestra la fortaleza y el potencial de Duplantis, romper dos récords en tan corto espacio es muy fuerte". Palabra de Bubka.