BÁDMINTON

España afronta los Europeos por equipos con objetivos renovados

Los European Men's & Women's Team Championships 2020 dará comienzo este martes 11 en Francia. España acudirá con sus dos selecciones, femenina y masculina.

España afronta los Europeos por equipos con objetivos renovados
Mark Phelan Federación Española de Bádminton

El conjunto nacional, dirigido por Carlos Longo, buscará superar la medalla de bronce conseguida en las dos últimas ediciones por parte del equipo femenino, mientras que el masculino intentará firmar una clasificación histórica a cuartos de final. Los European Men's & Women's Team Championships 2020 dará comienzo el próximo martes 11 en Liévin, Francia. España acudirá con sus dos selecciones, femenina y masculina, con el objetivo de poder luchar por semifinales y alcanzar las medallas.

El equipo femenino estará compuesto por Carolina Marín, Bea Corrales, Clara Azurmendi, Ania Setién, Lorena Uslé, Paula López, Manuela Díaz y Claudia Leal. El seleccionador, Carlos Longo, confía plenamente en estas jugadoras "contamos con la mejor jugadora del mundo, que es Carolina Marín, esto ya es una carta muy a nuestro favor. Además, el resto de jugadoras son bastante experimentadas a nivel internacional, otras son jóvenes o van por primera vez pero estoy seguro que van a completar el grupo a la perfección".

La selección nacional ha quedado encuadrado en el grupo 7 junto a países como Noruega, Polonia, Escocia y Suecia. Será en esta fase de grupos donde comience a competir en busca de su objetivo, igualar el bronce conseguido en las dos últimas ediciones de la competición continental y por qué no, soñar con superarlo. Longo se muestra "optimista" pero señala que este año el escenario de competición es diferente al de hace dos años: "La situación con respecto a otros años es distinta porque este año salimos de cabeza de serie siete y en unos supuestos cuartos de final nos tocaría con un cabeza de serie número cuatro como Dinamarca, Francia, Rusia… y a priori seria un enfrentamiento duro".

Además, Carlos Longo, señala que varias de sus jugadoras vienen de superar diversas lesiones, "es el primer torneo que va a disputar Bea Corrales después de su larga recuperación de su lesión de rodilla, Clara Azurmendi se ha dado de baja de varios torneos internacionales en los últimos meses" declaraba antes de conocerse que la donostiarra es baja definitiva tras forzar al máximo para llegar al evento. A pesar de todo esto, el pensamiento del seleccionador es bastante claro: "Tengo plena confianza en nuestro equipo y estoy convencido de que alcanzaremos objetivos, pero hay que ser realistas de que quizás este año sea más complicado lograrlo".

El equipo masculino parte con menos presión, pues nunca han logrado superar la fase de grupos, sin embargo, este año parte como cabeza de serie "nunca hemos conseguido pasar de fase de grupos pero este año vamos como cabeza de serie y además nos ha tocado un buen grupo. No voy a decir que tenemos el pase asegurado pero los equipos son asequibles. Firmaría antes del sorteo haber caído en este grupo" señalaba Longo. España forma parte del grupo 8 con Bulgaria, Croacia, Israel e Italia.

El objetivo es claro, "conseguir ese pase histórico, y esperar a cuartos de final para seguir manteniendo las opciones". Pablo Abián y Kike Peñalver seguirán siendo los estandartes, pero el seleccionador no quiso olvidar el papel que en esta edición puede tener Álavro Vázquez, "está teniendo un buen rendimiento y tendrá un papel bastante relevante en las alineaciones" destacaba. Por todo ello, España llega con buen opciones a un torneo que en palabras de su entrenador "nos gusta y somos un equipo bastante potente porque sentimos mucho los colores, este sentimiento junto con la calidad de nuestros jugadores puede ser imparable".