BALONMANO

El Logroño se queda en tierra por los drones de Frankfurt

El equipo español no pudo regresar ayer a España por el cierre del aeropuerto. Venía de perder con polémica frente al Tatabanya.

El Logroño se queda en tierra por los drones de Frankfurt
BM Logroño

El pasado sábado no fue un día para recordar por parte del BM Logroño. El equipo español de balonmano pasó la noche en Alemania cuando pretendía regresar a España tras su partido frente al Tatabanya húngaro en la EHF Cup. Las malas noticias se sucedieron una tras otra, ya que después de perder con polémica el partido por un ajustado marcador (26-25), no pudo coger su vuelo con destino Bilbao debido al cierre del aeropuerto de Frankfurt.

Los drones que sobrevolaban la zona ocasionaron el cierre provisional del aeropuerto, aunque el desplazamiento a Hungría ya comenzó torcido para el Logroño. Y es que en el viaje de ida, su vuelo se retrasó debido a la huelga de controladores aéreos en Francia. "En vez de ofrecernos un vuelo escala a Budapest, nos lo ofrecieron a Viena. El viernes nos pasamos el día viajando cuando deberíamos haber llegado a las cuatro de la tarde. Llegamos a las once", declararon fuentes del club al portal 'nuevecuatrouno'.

A buen seguro que todos estos contratiempos no serán la mejor forma de que el equipo afronte su próximo compromiso, ya que el próximo martes se enfrenta en la Liga Asobal al Frigoríficos Morrazo (20:45). Al menos, el conjunto riojano no perdió el sentido del humor, tal y como demostró el pasado sábado en una encuesta lanzada a través de Twitter: "¿Somos el equipo con menos suerte en los viajes? Opción A: Sí. B: ¡Claro que sí! C: Pobrecicos míos".