Alemania
34
FIN
23
Países Bajos

BALONMANO | CAMPEONATO DE EUROPA

Alemania no da tregua al debutante europeo Países Bajos

Los otros dos equipos del Grupo C, de España. cumplen las previsiones en la primera jornada del Campeonato de Europa

Trondheim (Noruega)
El alemán  Tobias Reichmann marca de penalti.
NTB SCANPIX via REUTERS

La selección alemana cumplió los pronósticos y arrancó su participación en el Europeo de Suecia, Austria y Noruega con una plácida victoria (34-23) sobre los Países Bajos que pone en cuestión la decisión de ampliar el torneo de dieciséis a veinticuatro equipos.

Si algo distinguía hasta ahora a los Campeonatos de Europa de los Mundiales era la igualdad reinante en todos y cada uno de los encuentros, ya que todos los participantes poseían los argumentos suficientes para doblegar a su rival.

Algo que no ocurrió en el encuentro que enfrentó a alemanes y neerlandeses, en el que rápidamente se pudo comprobar que la de Países Bajos, una de las tres selecciones debutantes en la fase final de un Europeo, tenía pocas o ninguna posibilidad de ganar.

La diferencia de ritmo entre los dos contendientes no tardó en permitir a Alemania destacarse en un marcador en el que los de Christian Prokop ya doblaban (8-4) al conjunto "oranje" transcurridos doce minutos.

Tan fácil lo vio el equipo alemán, que el seleccionador germano no dudó en dar minutos a aquellos jugadores, como el central Marian Michalczik o el lateral David Schmidt, que cuentan con menos experiencia internacional.

Un plácido ejercicio que se complicó de manera inesperada para el conjunto germano con la expulsión a los dieciséis minutos con tarjeta roja directa de su gran estrella, el extremo Uwe Gensheimer, al entender los colegiados que había impactado el balón voluntariamente en el rostro del portero holandés en un lanzamiento de penalti.

Esa decisión que pareció desconcertar a la selección alemana, que, de repente, vio cómo los Países Bajos poco a poco iban enjugando su desventaja hasta situarse a un gol (12-11).

Una remontada incomprensible si la excelente actuación del lateral derecho Kay Smits, jugador del Holstebro danés, que a diferencia del resto de sus compañeros, con la excepción del explosivo central Luc Steins, sí demostró estar capacitado para jugar al trepidante ritmo que exige la elite.

De la mano de Smits, que cerró el primer período con seis tantos, los Países Bajos soñaron por momentos con la posibilidad de amargar el debut a los alemanes, que no reaccionaron hasta que se vieron al inicio del segundo período con un solo tanto de ventaja (16-15) y cuatro jugadores sobre la pista por una doble exclusión.

La reacción tuvo como gran protagonista al portero Andreas Wolff, que parece haber recuperado el nivel que le llevó a convertirse en el héroe del título que conquistó el conjunto germano en 2016 en Polonia.

Wolff, que cerró el choque con un total de doce intervenciones, dejó clara la diferencia que hoy por hoy todavía existe entre todo un candidato al oro como el equipo alemán y un recién llegado como el neerlandés.

De hecho, en un visto y no visto los "oranje" se encontraron con una desventaja de diez goles (29-19) en el marcador que permitió a Alemania volver, si es que en algún momento dejó de hacerlo, a sestear los últimos minutos del encuentro, sin que ello afectase al contundente resultado final (34-23).