OLIMPISMO

Fallece Pilar de Borbón, primera mujer española en el COI

La hermana del rey Juan Carlos y tía de Felipe VI murió a los 83 años víctima de un cáncer de colón. Presidió la Federación Ecuestre Internacional.

La Infanta Pilar de Borbón, hermana mayor del Rey Juan Carlos y tía de Felipe VI, falleció este miércoles en Madrid a los 83 años en la Clínica Ruber Internacional, donde permanecía ingresada desde el 5 de enero. Padecía un cáncer de colon.

En una familia, la de los Borbones, por la que corre la sangre olímpica, doña Pilar vivió el deporte desde los despachos. Una de sus grandes pasiones, los caballos, la llevó a relevar a la princesa Ana de Inglaterra en la presidencia de la Federación Ecuestre Internacional (FEI), que dirigió entre 1994 y 2005. Por ello, como miembro 'ex officio' (por cuota de dirigentes de federaciones internacionales), entró en el Comité Olímpico Internacional (COI) que dirigía Juan Antonio Samaranch, donde permaneció entre 1996 y 2006. Sólo 15 españoles han sido miembros del COI y sólo otra mujer, Marisol Casado, ingresó después de doña Pilar. 

Desde dentro del COI, porque permaneció como miembro de honor, empujó las candidaturas olímpicas de Madrid 2012, 2016 y 2020. "Estamos todos detrás, desde el Rey hasta las Infantitas, lo cual es muy sano. Don Felipe está muy ilusionado. Ha realizado discursos extraordinarios, hechos por un deportista, amante de su ciudad y que cree en ella y en el deporte español", contaba en una entrevista con AS en 2013 sobre el papel de su sobrino en la última candidatura.

"Yo sigo presente en muchas reuniones y mantengo amigos allí dentro... He podido seguir dando guerra", relataba con su vozarrón grave y espíritu campechano. "¡Ustedes los de la prensa son muy derrotistas!", le espetó al periodista cuando éste le preguntó sobre las posibilidades de victoria de la ciudad.

La duquesa de Badajoz, que había nacido en Cannes (Francia) en 1936, donde vivía exiliada la familia real, hablaba inglés, francés, portugués e italiano, lo que aprovechó para intentar hacer valer su influencia en el intrincado mundillo olímpico en favor de Madrid. Para ella, fue una gran decepción que la capital no obtuviera los Juegos.

Casada con Luis Gómez-Acebo en 1967, de quien enviudó en 1991, tuvo cinco hijos. Se implicó también en obras benéficas, como la organización Nuevo Futuro, dedicada a la asistencia a niños en riesgo de exclusión social. Nunca dejó de lado el mundo olímpico y siempre que podía, asistía a las asambleas del Comité Olímpico Español (COE), del cual formaba parte de su Consejo de Honor.