BOXEO

Charlo, 364 días 'cocinando' su venganza ante Harrison

Tony Harrison expone el WBC del superwelter este sábado en California. Lo hace ante Jermell Charlo, al que destronó hace un año en una polémica decisión.

Previa del Harrison vs Charlo II: WBC del superwelter.
PBC

Tony Harrison (28-2, 21 KO) en una esquina sentado en una silla. En la otra Jermell Charlo (32-1, 16 KO) y en el medio una pantalla en la que se reproducía el combate que ambos tuvieron el 22 de diciembre de 2018. Ese día Harrison derrotó a Charlo, pero la polémica sigue muy viva y por ello Fox, quien retransmite el duelo en Estados Unidos, juntó a los dos púgiles antes de su revancha de este sábado. Habrán pasado 364 días desde ese primer pleito cuando se vuelvan a meter en el mismo ring. Hay mucha tensión y eso se ha notado en toda la previa. "Le noquearé. No puedo dejar que los jueces tomen decisiones", avisa el excampeón, quién sigue pensando que no perdió esa pelea.

La sensación de los que la vimos fue la misma, incluso algunas cartulinas no oficiales de periodistas presentes en Brooklyn daban una amplia renta a Charlo... pero todo eso no es más que polémica. Lo que importa es que Harrison es el actual campeón mundial WBC del peso superwelter y que este sábado expone su cetro en el Toyota Arena de Ontario (California). La revancha estaba programada para junio, pero una lesión dejó al campeón fuera de la acción. Mientras, Charlo noqueó con facilidad a Jorge Cota. Un rodaje a la espera de tener la oportunidad de recuperar el cinturón que cree que es suyo.

El combate se prevé distinto, ya que Charlo saldrá con el KO entre ceja y ceja. Eso puede ir en su contra, ya que arriesgará más, pero con los antecedentes del pleito anterior no le queda otra opción. Su velocidad, esquivas y la rapidez al percutir con el jab a diferentes alturas son su principal virtud. Debe cuidarse de los contragolpes de Harrison, lo que le penalizó en el primer pleito junto con unos asaltos iniciales en los que estuvo algo dubitativo. Ahí, en las dudas y en su rápida reacción basará Harrison su pelea. Es su boxeo y ante un rival más agresivo puede potenciarlo todavía más. Las apuestas son, por un amplio margen, para Charlo, pero todos recordamos lo que sucedió hace un año. Nadie se puede confiar. Lo sabe el excampeón, quien lleva 364 días planeando su venganza. En Ontario intentará completarla.