PELOTA | EMAKUME MASTER CUP

Leire Etxaniz y Miriam Arrillaga ganan las txapelas en Barakaldo

Vencieron a Patri Espinar goxoa (13-22) y Miren Larrarte (22-11) respectivamente. La conseguida por la de Aginaga ha sido la primera txapela de la nueva categoría.

Leire Etxaniz y Miriam Arrillaga ganan las txapelas en Barakaldo

La pegada y el equilibro se han impuesto en las finales del Cuatro y Medio de la Emakume Master Cup disputadas en Barakaldo con un llenazo en las gradas y con Leire Etxaniz y Miriam Arrillaga calándose las txapelas, tras vencer a Patri Espinar goxoa (13-22) y Miren Larrarte (22-11) respectivamente. Aunque se hubiera agradecido algo más de emoción en las finales, el público ha podido gozar de tantos espectaculares en ambas categorías. La conseguida por la de Aginaga ha sido la primera txapela de la nueva categoría. Leire Etxaniz, por su parte, ha vuelto a demostrar que es prácticamente invencible con este material y ha obtenido su quinto título, el segundo de la jaula.

En el esperado duelo de estilos, desde el comienzo ha sido Leire Etxaniz la que, siendo más fiel a sí misma, ha sido capaz de imponer su ritmo y ha tomado el control del partido des muy al comienzo. La pelota no le salía con la velocidad habitual a Patri Espinar de su derecha, le ha costado encontrar los ángulos y, elevando la pelota más de lo que le convenía, el partido ha ido a un ritmo que no le convenía (1-8).

Sin embargo, ha tenido su momento crítico en una jugada en la que Patri Espinar ha buscado el saque-remate y tras la que ha tenido que hacer frente a un doble contratiempo. Primero porque el juez ha señalado que ha llevado la pelota con dos botes cuando parecía lo contrario y, por otro lado al llevarse un golpe en su tobillo derecho (5-8). Sin embargo, no ha ido a más ha reaccionado enseguida y ha conseguido otra cuatro tantos consecutivos.

Tomando riesgos, Patri Espinar ha intentado recortar desventajas, pero Etxaniz se ha movido muy cómoda alargando los tantos y terminando con dejadas o dos paredes. Patri Espinar, por su parte, ha terminado con su derecha muy tocada, jugando prácticamente de zurda y le ha resultado imposible encontrar la manera de darle la vuelta al partido.

La final de pelota mixta ha comenzado mucho más equilibrada y disputada, también mucho más rápida por el material. Aquí también se han enfrentado dos estilos diferentes, más poderoso el de la aginagarra Arrillaga y más técnico el de Larrarte, de Bidania, pero ninguno se terminaba de imponer. Sin embargo, tras cuatro igualadas en el marcador, se ha ido imponiendo la firmeza de la mayor de las dos jovencísimas aspirantes. Larrarte ha comenzado a enseñar la espalda a su rival desde el saque y a Arrillaga le ha resultado imposible enredar el juego en los cuadros alegres, dejaba mucha pelota franca en el resto y luego le tocaba remar contra corriente.

De todos modos, Miriam Arrillaga ha mostrado ser una pelota muy completa y, más allá de golpear duro a la pelota, también se ha movido muy bien por la cancha y a terminado muy bien los tantos. En pocas palabras, ha jugado un partido y un campeonato redondo y ha conseguido la primera txapela de la modalidad con todo merecimiento. A pesar de su competitividad, Miren Larrarte no ha podido dar su mejor versión, pero tiene un futuro muy prometedor por delante.

A la hora del reparto de premios, la organización del Emakume Master Cup quiso tener un detalle con Txokoan, el primer club de pelota femenino, al que mostraron su agradecimiento. Ellas fueron las pioneras al crear el primer club y fueron el germen de la evolución de la mano femenina.