PELOTA VASCA

Julen, el hijo de la leyenda Retegi, deja la pelota profesional

Aspe sigue rejuveneciendo el cuadro de pelotaris y le comunicó la baja hace tres meses. Le molestó que no contaran con él para el Cuatro y Medio. Se va sin una gran txapela.

Julen, el hijo de la leyenda Retegi, deja la pelota profesional
21iguales

No es fácil ser el hijo de la leyenda más grande que ha dado una modalidad deportiva. Que le lo digan al vástago de Schumacher. Julen Retegi sabía desde niño que jamás llegaría a la altura de su padre Julián. En realidad es difícil que ningún terrícola pueda mirar a los ojos al legado de éste. Pero el chaval quiso que su progenitor se sintiera orgulloso de cómo trataba de imitarle. Desde muy pronto el chiquillo llegaba tres horas antes de que su padre jugara y se dedicaba a dar pelotazos contra la pared soñando que algún día ese Retegi Bi que iba a imprimir en la camiseta provocase el respeto de la cátedra. 

Pero han ido pasando los años y ha acabado arrojando la toalla. Ha anunciado que deja la primera línea. Y lo hace sin títulos importantes, con 147 partidos y 54 victorias. Bueno, se llevó en el campeonato de promoción las txapelas del Manomanista de 2008 y Parejas 2007 y 2008, títulos menores pero por los que muchos matarían. Su apellido se asocia desde luego a logros superiores. En la categoría de plata no logró el trofeo del Cuatro y Medio pese a ser finalista en 2005. Justo, el año de su debut. La buena sintonía con Argote durante dos años seguidos, con una sola derrota en el estreno, no la olvidará jamás. En 2014 tuvo la gran oportunidad en el Manomanista de élite, ante Irujo, pero éste, uno de los grandes de la pelota moderna, no le dio opción: 22-9. 

Julen se despide de las canchas el 15 de diciembre en el Astelena de Eibar. Retegi Bi ha querido despedirse de todos a través de un emotivo vídeo en su cuenta personal de twitter. "Muy buenas a tod@s, hoy día 3 de diciembre, día de San Francisco Javier, patrón de los navarros y patrón de los pelotaris, quiero anunciar que el próximo día 15 de diciembre será mi último partido como profesional", ha señalado escuetamente, con imágenes de su carrera. Sabía desde hace tres meses que Aspe no le iba a renovar. Por eso dejó de disfrutar en la cancha, su cabeza le bloqueaba las ganas que siempre tuvo de pegar a la pelota. Se vino abajo al quedarse fuera del último Cuatro y Medio, porque se había preparado a conciencia. Sus reacciones airadas le perjudicaron muchas veces. Tiene carácter el cachorro. Había quien decía que si no llega a apellidarse Retegi no habría perdurado tanto en el cuadro profesional. Salió de Asegarce con ganas de reivindicarse. No acabó muy bien y en Aspe encontró felicidad por cómo le recibieron. Mendizabal III (30 años) ya avisó que también se cae de la parrilla de la promotora eibartarra, en el proceso de rejuvenecimiento del cuadro de pelotaris. Hay otro hijo de una leyenda, Ladis Galarza, de 29 años, que se queda como el más veterano. "Los tiempos están cambiando, no sé si esa filosofía dará buenos frutos. Van por esos derroteros y no comparto esa idea. En los partidos y en los entrenamientos aprendes mucho de ellos", constata.

La furia de Eratsun debutó el 2 de julio de 2005 en el frontón Aritzbatalde de Zarautz a los 20 años recién cumplidos. "Me quedo con todos los momentos buenos, cuando debuté contra Unanue y Errasti, con 67 kilos, hubo agujetas hasta el miércoles", rememora. Ahora, con 34, colgará el pantalón blanco en las empresas profesionales. Su mayor recorrido llegó en el acotado, ya que entró en muchas ocasiones dentro de la liguilla de cuartos. Su victoria ante AImar, el rey de la distancia y campeón vigente, en 2009 no se la quita nadie. Consiguió ganarle en otra ocasión. También pudo ser un año titular del Parejas de primera donde jugó con Beñat Rezusta. Como suplente, también ha podido disputar encuentros en este torneo. Aún no ha asimilado el golpe. Se veía más feliz en los entrenamientos entre semana que en los partidos "porque la cabeza estaba en otro sitio". Físicamente se ve bien. Afronta con cierto miedo el futuro, porque tiene una familia que sacar adelante (su hijo de momento le da más al fútbol). Su idea es seguir jugando o al menos tener alguna vinculación con la pelota, aunque tendrá que hacerlo fuera del ámbito de Baiko y Aspe, es decir, sin opción a las txapelas grandes.