Montenegro
26
FIN
23
Suecia

BALONMANO | MUNDIAL FEMENINO

La portera Marta Batinovic regala a España la semifinal

Las Guerreras celebran la clasificación lejos del Park Dome de Kumamoto, en una cena de equipo y distanciadas del partido clave.

Las jugadoras de Montenegro celebran una victoria durante el Mundial de Balonmano Femenino.
Twitter @ihf_info

España se fue del Park Dome compungida. No quiso esperar a ver el partido en el que se jugaba las semifinales, quizá porque ya no tenia esperanza de que se diese el empate o la victoria de Montenegro ante Suecia. Se dependía de terceros y resultados, y se fueron a cenar, en grupo, alejadas de todo, ellas solas con los técnicos a la clásica charla de hacer equipo. Quizá ignoraban que una tal Maria Batinovic, una modelo croata que juega al balonmano y ahora se alinea con Montenegro, iba a hacer una exbición para frenar a las suecas, para clasificar a las montegrinas para los preolímpicos, y a regalar a España su presencia en las semifinales con un 26-23 (12-12).

Batinovic es una morena espectacular de 1,88 metros y 30 años de edad que ha destacado en su posición tato en Europa como en la selección de Croacia, que dejó en 2015 para reaparecer ahora con Montenegro. Milita en la liga rumana, en el Ramnicu, donde comparte el vestuario con Marta López, con Alicia Fernández, con Mireya González, internacionales con las Guerreras.

Cuando Marta entró en la pista Suecia ganaba y mandaba. Pero no contaban las suecas con lo que les iban a caer, porque Batinovic detuvo tres penaltis, los tres que le lanzaron, y evitó dos tantos finales en uno contra uno a los contragolpes letales de Suecia. Y con casi un 50 por ciento de efectividad en la portería fue la encargada de mandar a las suecas a jugar por la séptima plaza en un partido que tras el descanso fue dominado por Montenegro con un juego pausado en ataques largo para encontrar las superioridades, y con un movimiento colectivo en defensa espectacular. A cinco minutos del final ya tenia cuatro goles de renta, y mantuvo el tipo, no se salió del guión, y cada error de las jugadoras de pista lo enmendaba luego Marta Batinovic,

España jugará el viernes, pero no la consolación por la quinta plaza, sino frente a Noruega, por un puesto en la final. Seguro que la noticia les llegó a las Guerreras antes del postre, y pudieron brindar y cambiar las caras de la decepción por la derrota ante Rusia.