ATLETISMO | CROSS

Ndikumwenayo se estrena en el cross de Alcobendas

El burundés fue desgastando a todos sus rivales en una carrera de eliminación hasta sacar seis segundos en meta a Thomas Ayeko.

Ndikumwenayo se estrena en el cross de Alcobendas
Jesús Rubio Diario As

Tras haber sido sexto en Atapuerca y segundo en Soria, Thierry Ndikumwenayo consiguió su primer triunfo en el cross español. El burundés fue desgastando a todos sus rivales en una carrera de eliminación hasta sacar seis segundos en meta a Thomas Ayeko, quien previamente había hecho un gran trabajo de selección, dejando sin opciones al resto de rivales. Completó el podio el también burundés, Dieudonné Kwizera. Cuarto y primer español, haciendo una espectacular carrera, llegó Abdessamad Oukhelfen, que ya fue segundo español en Atapuerca tras Ouassim Oumaiz.

España podría llevar a los dos al europeo de Lisboa en categoría sub 23, aunque el nerjeño ha manifestado su voluntad de competir en categoría absoluta. Tras Oukhelfen, y después de un montón de segundos llegó Fernando Carro, que batió en el sprint a Hamid Ben Daoud. No lo tendrá fácil el seleccionador nacional para componer los equipos que España llevará a Lisboa, dada la gran calidad que muchos han demostrado en los tres crosses que sirven como referencia para hacer el equipo.

Cross de Alcobendas.

En chicas, en una carrera tremenda que rompieron pronto las africanas, las atletas se fracturaron en un montón de grupos y muchas hicieron en solitario casi toda la prueba. La keniana Eva Cherono, segunda en Atapuerca, se marchó en solitario dejando la segunda plaza en un calco de lo que pasó en Soria: una lucha entre Rose Chelimo y Manuela Machado, aunque esta vez la joven portuguesa no pudo alcanzar a la atleta de Bahrain. Cuarta fue la también portuguesa Salomé Rocha y quinta, y primera española, Irene Sánchez Escribano. Por detrás de la manchega llegaron Mariajo Pérez, Beatriz Alvarez, Azucena Diaz y Diana Martin Giménez.

A la par, en Lugo, Jorge Blanco y Marta Casanova revalidaron los títulos del año pasado en un circuito muy blando y lleno de barro a causa de la lluvia. La prueba gallega, que cumplía su cuarta edición, estrenó relevos mixtos en categorías absolutas sub 14 y sub 16.