BOXEO

Las cinco claves de la victoria de Canelo sobre Kovalev

Canelo Álvarez derrotó por KO en el undécimo asalto a Sergey Kovalev. Su estrategia y la adaptación física a la nueva categoría, principales claves de su triunfo.

Saúl 'Canelo' Álvarez logró este sábado convertirse en campeón mundial en su cuarta división. El mexicano estaba ante su mayor reto como profesional, ya que ascendía dos categorías de peso. Logró superar la diferencia de tamaño y gracias a una buena estrategia supo que sus cualidades decantasen el combate. Fue una pelea intensa y cerrada, que tuvo estas cinco claves:

1- Estrategia y paciencia de Canelo Álvarez

"No te salgas del plan, el sufre cuando va hacia atrás" o "Sigue tapado tranquilo y cuando él lance sus golpes saca los tuyos. Eres muy rápido para él", fueron algunas de las frases que Chepo y Eddy Reynoso le dijeron a Canelo durante la pelea. Todos tenían muy claro el plan que debían de seguir. Tenían que mantener la contienda igualada, ir castigando a Kovalev al cuerpo y apretar cuando el ruso manifestara signos de cansancio. El púgil de Guadalajara lo hizo a la perfección, y es que Álvarez se está confirmando en cada combate (también lo hizo en su último pleito con Golovkin y Jacobs) como un gran estratega. Ante 'Krusher' tuvo la virtud de la paciencia, y es que no está hecho para dejar correr los asaltos, pero sabía que sus opciones pasaban por ahí y no se precipitó.

Canelo Alvarez bloca un golpe de Sergey Kovalev.

2- Kovalev respetó en exceso a Canelo por los golpes al cuerpo

Sergey Kovalev tenía claro su estrategia. Debía mantener lejos a Canelo con su jab, sin arriesgar. Lo intentó y durante dos asaltos lo logró, pero desde el tercer round el mexicano empezó a sacar más trabajos y con golpes al cuerpo se hizo respetar. Eso provocó que el ruso boxease con demasiada cautela con su derecha, perdiendo así sus golpes de mayor poder (que deberían ser al inicio del combate) por el miedo al contragolpe. 'Krusher' evidenció que sufría con el trabajo abajo de Álvarez, y es que Canelo aprovechaba cuando el campeón utilizaba su jab como medidor. En cuanto se quedaba fijo, entraba con un hook. Lo sufría Kovalev y no se abalanzó nunca. Quizá con algo más de valentía al inicio hubiese podido cambiar todo.

3- Canelo Álvarez sigue siendo de 'granito'

Kovalev golpea a Canelo durante su combate.

La guardia de Canelo fue otra de las claves de su triunfo. El mexicano la puso alta, aguantó con ella sin desarmarse y entre ese ese factor y su gran cintura, que le ayudó a quitarse golpes con relativa facilidad, se cuidó mucho. Pese a ello, también tuvo que demostrar que su quijada sigue siendo de 'granito'. En el noveno asalto fue cuando peor se le vio. Sufrió y él mismo lo reconoció. "Sí que lo noté un poquito", le reconoció a Salvador Rodríguez (ESPN) a la salida del pabellón. Pese a ello, solo retrocedió una vez por un golpe, el resto de manos (que las encajó muy claras) las asimiló sin pestañear. Recibir esos golpes de un semipesado natural y no inmutarse está al alcance de muy pocos. 

4- La diferencia de la resistencia física entre Canelo y Kovalev

En las mismas declaraciones en las que Canelo reconoció el poder de Kovalev, el mexicano también admitió que se sintió "algo lento" por la subida de peso, pero que le permitió "llegar más entero físicamente al final". Ahí estuvo una de las cuestiones principales. Al no tener que deshidratarse para dar el peso, el desempeño físico de Álvarez (habitualmente extraordinario) no decayó. Pudo hacer sus asaltos más intensos en el último cuarto del pleito y conectar los golpes de poder que necesitaban en el undécimo round. Por su parte, el ruso sí que sufrió el corte de peso habitual y fue perdiendo fuelle (también hay que destacar que venía de pelear hace 70 días y llegó al octavo). Algo que aprovechó Canelo subiendo la intensidad para generar más huecos.

5- Kovalev no toleró bien los golpes

Canelo Alvarez tras golpea aSergey Kovalev instantes antes del KO.

Si se ve repetido el KO de Canelo Álvarez, puede parecer que el mexicano noquea en tres manos. Es así, pero todo viene de más atrás. Canelo se había pasado el asalto anterior lanzando mucho trabajo y todo sumó. Además, en el undécimo asalto, el cansancio del ruso fue evidente y el castigo aumentó. Por otro lado, ha sido evidente durante los últimos pleitos de 'Krusher' (Eleider Álvarez le noqueó fácil en su primer combate y Yarde le metió en serios aprietos) que su capacidad de aguantar los golpes al rostro ha disminuido. Por otro lado, Canelo dejó claro lo que había mostrado Andre Ward en la revancha que tuvo con Kovalev, los golpes a la zona de flotación le hacen sufrir en exceso