Competición
  • Clasificación Eurocopa

ATLETISMO | MUNDIALES

España eleva el nivel, pero se aleja de Europa

La Selección se va con el bronce de Ortega y ocho finalistas en Doha. Raúl Chapado, presidente de la Federación, valora la actuación para AS.

España eleva el nivel, pero se aleja de Europa
JESUS RUBIO DIARIO AS

Los Mundiales de Doha echaron el cierre en el estadio Khalifa, y España se va con “un peldaño subido” tras el vacío que dejó Londres 2017, la primera edición sin medallas, con el bronce de Orlando Ortega en 110 vallas y suma ocho finalistas, el mejor número desde Osaka 2007 (10). Eso como ‘Cara A’.

Pero también hay una ‘Cara B’. Estos fueron de la parte baja del top-8. Y España tuvo a 12 países europeos por delante en medallas y a 10 por puestos. Demasiados Una realidad que escuece y no se debe obviar. Aparte de Orlando, los mejores resultaron fueron de dos gallegos: Adrián Ben (800) y Ana Peleteiro (triple). Ambos fueron sextos.

“Hicimos mejor Mundial que en Londres 2017 (cinco finalistas) o Pekín 2015 (un oro y dos finalistas) sin entrar en valoraciones de tener o no medallas, pero no estamos aún donde queremos estar. Nuestro objetivo es ser siempre de los cinco o seis mejores equipos europeos y aquí no lo estuvimos, ni en el medallero ni en puntos. Lo que sí hemos hecho es subir un peldaño en finalistas, pero nos falta dar ese paso en lo que nos da visibilidad, las medallas”, analiza Raúl Chapado, presidente de la Federación Española.

La Selección se plantó en la capital qatarí con 38 deportistas y hubo 34 participaciones (cinco de ellos eran del 4x400). Un 23% del equipo fue finalista y ya no hay tantos pufos. Diez de 21 no pasaron ronda en el estadio y entre ellos había atletas muy jóvenes como Héctor Santos y Alberto González, que llegaban a coger experiencia tras ser medallistas continentales sub-23. “Tenemos optimismo, porque hay una generación joven que ha hecho buenos Europeos en categorías inferiores. Nadie te garantiza que lleguen arriba, pero hemos conseguido 28 medallas en esas categorías”, explica Chapado, que da “un diez” a Adrián Ben, el más joven con 21 años y la única marca personal (1:44.97) de las 34 participaciones españoles, y otro sobresaliente a Chuso García Bragado, que a los 49 años fue octavo en 50 kilómetros marcha, distancia en la que Takacs hizo el mismo puesto.

Fue la marcha uno de los grandes bajones de España, pero en los 20 kilómetros. María Pérez sacó un octavo puesto, sin embargo, hubo naufragio en los 20 masculinos. De tener al oro y plata europeos, con Álvaro Martín y Diego García Carrera, a no aparecer en el top-30. Las condiciones de humedad y calor de Corniche hicieron mella. “Vi a unos marchadores tremendamente talentosos, con unos resultados que no son acordes ni a su nivel, ni a su categoría”, dice Chapado, sobre la disciplina en la que invirtieron para adaptarse al calor a la humedad: “Analizaremos qué sucedió. Muchas de las cosas que hicimos han servido. A veces hay que correr riesgos”.

De Doha se va con parte del billete a los Juegos García Bragado, que marcharía en 50 km a los 50 en lo que sería su octava participación. Le falta la mínima o entrar por ranking de puntos, pero la Federación ya le da el pase. Tienen el ticket completo para Japón (mínima y visto bueno federativo) María Pérez y Dani Mateo, que fue décimo en maratón.

“De cara a Tokio me quedo con la metodología y el camino. No sólo los que están, sino los que no pudieron venir, van a enriquecer mucho este equipo de cara a los Juegos. Ana, Cienfuegos y los del 20 km marcha que están muy cerquita de estar ese paso para poder luchar arriba”, dice Chapado. Un peldaño subido para España... Queda bastante escalera.