RUGBY | MUNDIAL

Al australiano Hodge le caen tres partidos por un placaje alto

El comité disciplinario de World Rugby citó al ala de los Wallabies por una acción peligrosa contra el fiyiano Yato en la primera jornada. La sanción es recurrible.

Reece Hodge Mundial rugby 2019
Dan Mullan Getty Images

La primera sanción seria contra un jugador en el Mundial de rugby que se disputa estos días en Japón ha recaído en la figura del ala australiano Reece Hodge. Citado por el comité disciplinario de la competición tras protagonizar un placaje alto y sin cierre de brazos contra el fiyiano Peceli Yato, las pesquisas se han resuelto con tres partidos de castigo para el aussie, que en principio se perderá lo que resta de fase de grupos, incluido el choque crucial de los Wallabies contra Gales el próximo domingo por el liderato del grupo.

El castigo por una acción que mandó a Yato fuera del campo para ser atendido en base al protocolo de conmociones podría haber ascendido a seis partidos, pero ha quedado en tres finalmente por su "ejemplar expediente disciplinario hasta la fecha y el carácter y la conducta" mostrados durante la audiencia con el comité. Ahora tiene 48 horas para recurrir la decisión.

El caso de Hodge, que ni siquiera llegó a ver la amarilla durante el partido, es uno de los que más ampollas ha levantado en una semana de arbitrajes controvertidos en la Copa del Mundo (World Rugby ha llegado a emitir un comunicado admitiendo que había que mejorar en ese aspecto en el mes largo que queda de competición). Pese a que entre los códigos del rugby se encuentra una norma no escrita que invita a no juzgar las actuaciones de los colegiados, lo cierto es que habido polémicas arbitrales en partidos como el Nueva Zelanda-Sudáfrica o el Francia-Argentina. Tras este último, de hecho, el seleccionador de los Pumas, Mario Ledesma, critió que les habían pitado como a "una nación pequeña", unas palabras de las que se ha retractado después. 

También han suscitado debate las dos amarillas mostradas por Romain Poite a los samoanos Lee-Lo y Matu'u este martes en su partido ante Rusia. Amarillas que bien pudieron se rojas toda vez que eran placajes altos dirigidos a la cabeza del zaguero ruso Artemyev y que World Rugby anunció antes de arrancar el torneo que pondría especial atención en estos lances y que serían castigados con la máxima severidad. De hecho, World Rugby ha citado también este miércoles a ambos jugadores para una vista disciplinaria. Con ellos irá el ala Ed Fidow por un acto de juego sucio distinto que no comportaría sanción pero que será tenido en cuenta como antecedente en futuras acciones del jugador.