Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

BÁDMINTON

Carolina Marín: "Solo pienso en el oro de Tokio 2020"

La onubense tiene previsto volver a las pistas el 10 de septiembre en el Abierto de Vietnam. "He echado de menos la competición", afirma.

Carolina Marín, durante un charla en Santander Talks.
RAFA APARICIO DIARIO AS

Siete meses después de su grave lesión de rodilla, Carolina Marín está preparada para volver a la competición. La onubense tiene previsto reaparecer el 10 de septiembre en el Open de Vietnam ante la tailandesa Supanida Katethong, salvo que unas pruebas de última hora digan lo contrario, y ya tiene en mente los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: “No firmo un bronce ni quiero la plata, solo pienso en el oro”, afirmó con rotundidad la onubense en el acto Santander Talks.

El camino que va a tener que recorrer Marín y su equipo va a ser muy exigente. Será una contrarreloj donde los puntos a conseguir en los diferentes torneos previos a Tokio tendrán un peso esencial para cualquier tipo de aspiración olímpica. No tienen “posibilidad de equivocarse”, pero esta obligación, lejos de poner nerviosa a Carolina, le sirven de motivación: “Me encuentro con muchas ganas. He echado de menos la competición, sobre todo viendo el Mundial en la tele. Al principio sé que me va a costar, pero ya me siento otra vez jugadora de bádminton”, subrayó. Fernando Rivas, su entrenador, también sigue esta línea: “Se tiene que convertir en una obsesión, lo que pasa es que hay que gestionarla bien. Hay que desdramatizar, asumir lo que hay y trabajar para conseguirlo”.

Ese trabajo oscuro, que ha llevado a Marín a lo más alto, se ha acrecentado en el tiempo que ha estado en el dique seco, tanto que Rivas asegura que veremos a una nueva Carolina, aunque sin perder su esencia: “Nos hemos tenido que reinventar para adaptarnos a las circunstancias. Va a haber cosas diferentes, si no hemos tirado siete meses a la basura. Hemos cambiado algunos golpeos para que el volante gire más rápido en un recorrido muy pequeño, pero Carolina tiene una forma de jugar y eso sí que no va a cambiar.” También han trabajado la zona de rectificado, gesto con el que se produjo la lesión, porque “será el lugar donde incidirán las contrarias”.

Para que Carolina consiga el objetivo de los Juegos, necesita estar a su máximo nivel y la rodilla ya no será un impedimento: “Hace mucho tiempo que entreno y no pienso en que he estado lesionada ni en mi rodilla, en ningún momento”, aclara Marín y Rivas amplía: “No hay ningún miedo. Si perdemos, ya no podemos ponerla de excusa”, subraya Rivas. La española aterrizará en Vietnam sin demasiado rodaje, pero su mentalidad competitiva. El reto de revalidar el oro olímpico ya ha comenzado.