BARCELONA 43- GRANOLLERS 24

El rodillo azulgrana no da opción al Granollers

El Barcelona ha sumando su séptimo título de la Supercopa del Cataluña al imponerse este viernes al Fraikin Granollers por 43-24 en la final del torneo.

El rodillo azulgrana no da opción al Granollers

El Barcelona ha sumando su séptimo título de la Supercopa del Cataluña al imponerse este viernes al Fraikin Granollers por 43-24 en la final del torneo disputa en el pabellón de Les Comes de Igualada (Barcelona) en un choque en el que los vallesanos apenas pudieron aguantar quince minutos el rodillo azulgrana.

Aunque de salida los de Antonio Rama lograron una pequeña renta (2-3), un Ludovic Fábregas demoledor (6 goles en diez minutos) podía por delante a los azulgrana (8-6, m.10). A partir de ahí, el equipo de Xavi Pascual, con un Gonzalo Pérez de Vargas inspirado (11 paradas y 3 goles a portería vacía) en esta primera mitad) ya aceleró el ritmo del choque.

De ese 8-6 se pasada a un rotundo 15-7 (m.18) tras un parcial de 7-1 con un Barcelona muy sólido en defensa y rápido en ataque. Ambos equipos iniciaban las rotaciones y la entrada de los extremos Alex Pascual y Aleix Gómez, que se lesionaría en el minuto 27 con molestias en el tendón de aquiles del pie izquierdo y ya no volvería a la pista, acabaron de romper, con rápidos contragolpes, la defensa rival llegando al descanso ya con un claro 25-15.

Raúl Entrerríos entraba como central del Barcelona en la segunda mitad y era él mismo quien abría más la brecha (30-16, m.38). El Granollers mejoró en defensa, Pol Sastre (con 8 paradas) se mostró efectivo en la portería, y evitó un correctivo más severo.

El técnico azulgrana, sin Aleix Gómez en el extremo derecho, probó al extremo izquierdo Alex Pascual en esa posición como refresco del capitán Víctor Tomás y el joven jugador respondió bien con tres tantos. Y sería el nuevo fichaje azulgrana, el central croata Luka Cindric, el que establecía el 43-24 final.