Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

UFC

Nate Díaz, 1.092 días después

Nate Díaz regresa a la acción este sábado en el UFC 241. No pelea desde agosto de 2016, cuando perdió contra McGregor. Se enfrenta a Anthony Pettis.

Nate Díaz regresa a la competición en el UFC 241.
USA Today Sports

Más de dos años estuvo esperando Nate Díaz a Conor McGregor. El estadounidense le ganó en marzo de 2016 y perdió ante él en agosto de ese año. Nate quería la trilogía, y se sentó a esperar. La UFC no estaba por la labor de ofrecerle el duelo que quería y se cansó de esperar. "No perdí la segunda pelea. Pensé que habían pasado dos año y no necesitaba regolarle a la gente que pelee. No necesito pelear. Le gané al mejor del momento... pero al rato pensé '¿Qué pasa con todos estos luchadores?' Soy una estrella. Al mismo tiempo, la UFC me sacó del ranking y dijo que me negaba a pelear. Me ofrecía luchadores preliminares. Es como si me estuviesen usando", aseguró el peleador a ESPN. Han sido tiempos convulsos para él, pero al fin está de regreso.

Por tres días no ha estado tres años parado Díaz. El sábado el estadounidense se subirá de nuevo al octágono, y habrán pasado 1.092 días desde la última vez. Demasiado tiempo para un peleador que estaba en su mejor momento. Ahora, con 34 años, quiere retomarlo donde lo dejó y no lo tendrá fácil. En el coestelar del UFC 241 le espera Anthony Pettis, quien quiere enlazar una buena racha para mirar al título de la división welter. Pettis es el siete en el ranking, y Díaz está fuera por la inactividad, pero ambos están llamados a lo mismo.

En clave técnica, la pelea presenta una gran incógnita. ¿Tres años después Nate Díaz podrá regresar en su mejor versión? Ahí puede que pase la clave de todo, porque Pettis llega rodado. Será su segunda pelea del año (viene de ganar a Thompson). En las apuestas, Pettis es favorito, pero el margen es mínimo. Díaz tiene a su favor el tamaño. Tiene mayor envergadura, por lo que la distancia debería ser un factor a su favor. Ambos dominan todas las vertientes de la pelea, aunque en la lucha en el suelo Díaz debería estar un punto por delante. La clave será el ritmo de competición. Si Nate está en su mejor nivel es favorito, pero si se encuentra aterrizando en el momento de la pelea Pettis le pasará por encima. Volver tras tres años nunca es fácil, Nate quiere hacerlo y maravillar.