Competición
  • Clasificación Eurocopa

HALTEROFILIA

Lydia Valentín: "Tu motivación cambia si lo has logrado todo"

Lydia Valentín será una de las grandes bazas españolas en Tokio 2020. A sus 34 años, la halterófila de Camponaraya habla con AS de sus retos.

Lydia Valentín prepara con ganas los Juegos de Tokio 2020.
Pepe Andrés Diario AS

-Queda menos de un año para Tokio, ¿cómo se siente con tan poco por delante?

—Es tan poco y tanto... Hay que ir paso a paso porque todavía debo acudir a las competiciones que te dan la clasificación olímpica y después, relajadamente, pensar en la preparación para esa cita. Me marco nombres a corto plazo. El primero es el Campeonato del Mundo (del 18 al 27 de septiembre).

—A esos Juegos llegará con sus medallas olímpicas en su poder. ¿Modifica en algo el punto de vista mental?

—Cambia que ya no tengo nada que demostrar y mucho por conquistar, pero a la vez son sentimientos encontrados. Tu motivación cambia cuando lo has logrado todo y te tienes que motivar de manera diferente, pero obviamente lo mejor es que puedes disfrutar sin ningún tipo de presión, o yo personalmente no me la pongo. Tengo un currículum increíble, el deporte es deporte y nunca se sabe lo que puede pasar, pero el currículum te avala, tengo mis medallas, eso nadie me lo va a quitar. Entonces es el momento de disfrutar.

—¿Será su última gran competición?

—No voy más allá de esa cita ahora mismo. No sé lo que pasará. Después llegará un tiempo de reflexión. Obviamente un ciclo olímpico, posiblemente no lo haré, pero un Europeo, un Mundial, dos mundiales más... ya se verá. No cierro ninguna opción. Creo que hay que ir paso a paso y disfrutar primero del Mundial, después del camino a Tokio, de los Juegos y por último de lo que ocurra allí. De nada sirve adelantarse.

—Comparando su situación actual con la que vivió un año antes de Río 2016 (se lesionó y pasó por el quirófano), ¿cómo se encuentra?

—Las sensaciones son mejores. Soy otra Lydia. Llevo dos años (2017 y 2018) ganando todo. Creo que no tiene nada que ver una situación con la otra. Antes de la lesión en 2015 estaba físicamente muy fuerte, pero no tiene nada que ver con ahora mismo. Es todo diferente. Entonces no tenía medallas olímpicas, por ejemplo.

—Tras dos años ganando todo, en el Europeo de abril fue segunda en total olímpico y dos tiempos. ¿Cómo lo valora?

—El año pasado fue increíble, pero lo terminé tocada. Intenté recuperarme al 100% y eso, obviamente, lleva un proceso y un tiempo. Me recuperé por completo, pero a principio de año estábamos con el tiempo justo para ir al Europeo. Entonces sopesé si ir. Al final decidí acudir aunque no me encontraba en el mejor momento... y finalmente logré un oro y dos platas, quedándome a un kilo del oro en total olímpico. Fue perfecto, me fui con una sensación muy buena. El objetivo era recuperarme.

—¿Esa recuperación fue el motivo que la llevó también a renunciar al Nacional?

—Como este año el Campeonato del Mundo está antes en el calendario, no tenía el tiempo de descanso que necesitaba. Preferí hacer unos entrenamientos algo más suaves y poder descansar un poco más. Al final, el Nacional no me da puntos para Tokio y es un año con muchísima competición. He decidido descansar más, estar más tranquila y poder empezar la preparación, como he hecho, al 100%.