Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Copa Libertadores
Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

NATACIÓN | GWANGJU 2019

Sun Yang, ídolo y villano en su pletórico debut en Gwangju

Registró la mejor marca en los 400 libre (la final, a partir de las 13:00), fue animado desde la grada y evitó hablar con medios que no fueran de su país.

Sun Yang.
Athit Perawongmetha
Premaat Cuidamos de ti y los tuyos Social Premaat

Los focos se alumbraron aunque fuese de forma imaginaria cuando Sun Yang apareció en la piscina de Gwangju. En la grada varias decenas de chinos, con banderas de su país en las que estaba serigrafiado el nombre del nadador, le animaban al grito de “Sun Yang, Sun Yang”, mientras las cámaras dejaron de enfocar la piscina y se centraron en inmortalizar ese momento. Poco después, la tribuna de prensa se quedó vacía. Todos siguieron al nadador a la zona mixta.

Pero Sun, que instantes antes había marcado el mejor tiempo en los 400 libre con una carrera dominante (3:44.10), solamente atendió a los medios de su país brevemente y se marchó a suavizar. No hubo preguntas sobre el caso de dopaje que tiene alarmada a la natación principalmente aglosajona, siempre la más beligerante en aspectos de dopaje con países como Rusia y China, cuyo sistema de entrenamiento es más opaco y además sus nadadores rivalizan en casi todas las pruebas. En China, según los medios, dan veracidad a la versión de Sun.

De hecho, en las últimas horas la agencia de noticias Xinhua ha publicado una noticia en la que los abogados del nadador acusan al medio australiano Daily Telegraph de dar una versión del informe parcial e interesada, obviamente otros aspectos relevantes, como Sun estaba dispuesto a esperar toda la noche a que llegara una persona acreditada para realizar las pruebas de dopaje pertinentes y fueron los analistas quienes decidieron irse. El conflicto surgió cuando un miembros de la Agencia Internacional de Dopaje acudieron a su domicilio a realizarse un control y él nadador, ante las dudas que le generó, rompió el frasco de sangre con un martillo.