Euroliga
FINALIZADO
Zalgiris ZAL

59

Estrella Roja RED

61

FINALIZADO
Alba Berlin ALB

80

Olympiacos OLY

99

FINALIZADO
Milan MIL

76

Anadolu Efes IST

81

NATACIÓN ARTÍSTICA | GWANGJU 2019

Iris Tió, la hija de músicos que hará de Ona en la nueva década

A sus 16 años, compitió en su primer Mundial. Andrea Fuentes: "Cuando la vi por primera vez me di cuenta de que es lo mejor que ha tenido España".

Iris Tió, en la izquierda de la imagen.
Clive Rose
Premaat Cuidamos de ti y los tuyos Social Premaat

Con apenas cinco años, Iris Tió (Barcelona, 2002) paseaba por la calle con sus padres cuando le cautivó una música que provenía de una piscina. Se acercó por curiosidad y vio una competición de natación sincronizada. Había encontrado su deporte. Su madre la apuntó al Kallipolis y, 12 años después de aquello, la española se estrenó en un Mundial y es la sustituta natural de Ona Carbonell como solista e icono una vez lo deje la ganadora de 23 medallas mundiales.

“La estamos preparando, debe liderar la próxima generación. Este Mundial le ayudara. Cuando Ona decida dejarlo, Iris será ya solista”, comentó Mayuko Fujiki, la seleccionadora, quien en el pasado Europeo de Glasgow y pese a tener solo 15 años ya la hizo debutar ante la ausencia de Ona. “Iris Tió es increíble. Gemma Mengual también empezó con 15 años de solista. Esta chica será la bomba. Cuando la vi por primera vez me di cuenta de que es lo mejor que España ha tenido. Tiene un feeling con la música brutal y el cuerpo es casi perfecto y eso que aún no está trabajada. Es un amor, hay que cuidarla. Es un diamante. Mayu es lista y ya la ha hecho competir”, añadió convencida Andrea Fuentes.

Iris Tió se acostumbró a escuchar música en el vientre de su madre. Su abuela fue compositora mientras que sus padres se conocieron en un campos instrumental de verano. Su madre tocaba el clarinete y su padre el violín. Llegaron a estudiar en Londres y su madre desarrolló parte de su carrera en la Orquesta Nacional de España. Ahora ambos son profesores de música y se dedican a “apoyarme y acompañarme a todas las competiciones”, dice la nadadora, estudiante de Bachillerato.

Iris Tió.

Una niñez en la que Tió “bailaba a todas horas, pues me acostumbré a escuchar todo tipo de canciones. Y eso es importante en la natación artística, porque los movimientos hay que acompasarlos con la música”. A su sensibilidad adquirida a los sonidos, se le une su físico privilegiado. “Tiene talento en su cuerpo y técnica, pero tiene que ir madurando mentalmente”, resume Mayu.

A los cinco años, la nadadora se entrenaba solamente una vez al día en el CN Kallipolis, pero a partir de los nueve ya empezó a acudir todos los días hábiles de la semana a la piscina del club pionero de la sincro. Su entrenadora y quien la moldeó antes de entrar ya en la Selección fue Anna Tarrés. “Me decía que tenía que teatralizar más los gestos”, recuerda Tió. Mayu le aconseja en la misma línea. “Dice que debo ser más expresiva, y me ayuda”.

La joven nadadora ha vivido una gran experiencia y le ha hecho mucha ilusión ver a Mireia Belmonte por la villa, “aunque ya me la había encontrado en el CAR de Sant Cugat”. En unos años, según los planes de la natación artística española, Tió debe ser ese icono al que las jóvenes nadadoras miran con la misma admiración. Pero su camino no ha hecho nada más que empezar en la acogedora Gwangju. Le queda, al menos, una década por delante.