Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina

NATACIÓN | GWANGJU 2019

Mireia salta al agua con dudas a un año de Tokio 2020

“No ha cumplido la temporada entera, pero lo va a dar todo”, dice Vergnoux. Hará sus seis pruebas habituales. Arranca la madrugada del sábado al domingo".

Mireia salta al agua con dudas a un año de Tokio 2020
Dean Mouhtaropoulos Getty Images
Premaat Cuidamos de ti y los tuyos Social Premaat

De junio a diciembre de 2018 Mireia Belmonte vivió un periodo de desconexión. Esos vértigos que no la dejaron acabar los Juegos Mediterráneos iniciaron un proceso de regeneración mental. La badalonesa se apartó del alto rendimiento un tiempo, teniendo en cuenta que va camino de cumplir 29 años y que los ciclos olímpicos se pueden llegar a hacer muy largos. Ona Carbonell y Maica García también decidieron entre Río 2016 y el futuro Tokio 2020 hacer un paréntesis.

“Es cierto que Mireia no ha cumplido toda la temporada, pero nuestra prioridad era la desconexión total. Si ella está en Gwangju es para darlo todo y no sabemos si eso significa pelear por las medallas, pero llega bien física y mentalmente”, apunta Vergnoux. Después de diez días en Yamaguchi (Japón), la nadadora de la UCAM empezará este domingo (desde las 03:00, TDP) su repleto programa. Es una Mireia con menos volumen de entrenamiento por con la misma ansia de siempre. “Me ha pedido participar luego en la Copa del Mundo, por lo que se pasará tres semanas en Asia en competiciones”, recalca Vergnoux.

Mireia llega a Gwangju con solo un top-ten, el de los 400 estilos, curiosamente la prueba que cierra su participación. Esta temporada no ha logrado estar en finales ni en los 200 mariposa, pero la experiencia de la badalonesa en grandes competiciones es un aval. “Es la Mireia que conocemos, ella tiene las cosas claras y sabe cómo afrontar las competiciones. Su manera de gestionar su carrera es impresionante”, señala Vergnoux.

Las pruebas del estilo libre (400, 800 y 1.500) han aumentado el nivel en los dos últimos años, teniendo en cuenta que la distancia larga debutará en unos Juegos en Tokio. En los 200 estilos, Mireia no logra subirse a un podio en competiciones importantes desde Barcelona 2013, por lo que los 200 mariposa y los 400 estilos se antojan las pruebas en las que, si nada a un nivel cercano a su óptimo, podría pelear por las medallas.

Al margen de Mireia, Jessica Vall, Marina García y Joan Lluís Pons son los otros españoles mejor colocados para nadar finales en la Universidad de Nambu.