Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Estrella Roja RED

-

Zalgiris ZAL

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Olympiacos OLY

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Anadolu Efes IST

-

NATACIÓN ARTÍSTICA | GWANGJU 2019

Ona: "Ya son 21 medallas... Todavía no me lo creo"

La nadadora reconoce que "a veces hay que arriesgarse y en mi caso he obtenido premio" y sigue ilusionado lo que queda de campeonato: le quedan cuatro pruebas.

Ona Carbonell.
ED JONES
Premaat Cuidamos de ti y los tuyos Social Premaat

Tanto la japonesa Inui como la rusa Kolesnichenko abandonaban rápidamente la piscina, descendieron las escaleras que las conducen a la zona mixta y a los vestuarios y, solo unos cuantos deportistas y voluntarias, le salían al paso para pedirles un autógrafo. Ona Carbonell, en cambio, se detenía a cada metro. El reclamo de la española es mucho mayor al de sus rivales, aunque no haya sido la ganadora de la prueba de solo técnico, la primera final del programa de sincro en el Mundial de Gwangju 2019.

Pero detrás de Ona Carbonell hay algo más que unas medallas, por mucho que haya establecido un nuevo récord que puede ampliar si consigue otro podio en el solo libre. "Esta medalla significa que llevo siete Mundiales en el podio, que acumulo 21 medallas. ¡No me lo creo! Signifca mucho esfuerzo después de estar casi un año parada y volver de nuevo, significa también que a veces hay que arriesgarse para aportar algo más a la sincro", reflexionó a AS.

La española se tomó un 2018 sabático en el que aprovechó para desconectar de la natación artística y, entre otras cosas, ganar el programa de la televisión Masterchef Celebrity. Después del verano, volvió con fuerza. "Este año entrené poco la rutina de solo, porque nos focalizamos en el dúo y el equipo, que son las pruebas olímpicas. Y fue díficil. Sabía que mi rutina era arriesgada y que podía no gustar, pero quería hacer algo diferente y que me llenara. Hay que innovar, he apostado por la diferencia al margen de seguir con la excelencia dentro del agua. Al final he obtenido premio", comentó.

"Me pongo más nerviosa que en el primer Mundial, porque las rivales mejoran, crecen y cambian. Estoy agradecida a Mayu porque me ayudó cuando tuve esta iniciativa, me acompañó en el camino y estoy encantado de tenerla como entrenadora", opinó. Desde 2007 a ahora, Ona ha aprendido a valorar "la experiencia" y a "no solo tener responsabilidad y presión, sino a disfrutar y ser original". Ahora afronta otro programa extenuante. De las nueve veces que competirá solo ha consumido dos. Le queda el solo libre, el dúo libre, el equipo libre y el combo. "Voy a por todas, a estar con el equipo y a dar el máximo", valoró.