Competición
  • Tour Francia
  • Europa League
  • International Champions Cup
Tour Francia
Toulouse - Bagnères de Bigorre
Corredor Tiempo
Simon Yates 04:57:53
Peio Bilbao +00:00:00
Gregor Mühlberger +00:00:00
Europa League
International Champions Cup

GWANGJU 2019

Gwangju, el lugar del ‘crimen’ de Al Ghandour en 2002

En la ciudad en la que se disputa el Mundial de Natación, España perdió ante Corea del Sur en los cuartos de final del Mundial de Fútbol con un escandaloso arbitraje.

Helguera y Al Ghandour.
LUIS TEJIDO
Premaat Cuidamos de ti y los tuyos Social Premaat

El Mundial de Natación arranca este viernes en la ciudad coreana de Gwangju. No es un nombre desconocido ni virgen para el deporte español, sino que sobre su suelo se ha vivido uno de los momentos más recordados del último siglo del fútbol español por el esperpento que dejó a la Selección española de fútbol eliminada del Mundial de 2002, que organizaron conjuntamente Corea del Sur y Japón.

Fue el 22 de junio en el estadio Mundialista de Gwangju (ahora llamado Guus Hiddink, seleccionador por aquel entonces de Corea del Sur) cuando la Selección dirigida por José Antonio Camacho quedó apeada en los cuartos de final en la tanda de penaltis ante el equipo anfitrión, después de un arbitraje escandaloso del egipcio Gamal Al Gandhur. Especialmente, un gol anulado a Fernando Morientes que hubiera dado la victoria a España al interpretar que el balón había salido por la línea de banda antes de que Joaquín Sánchez centrara (en las imágenes se vio cómo eso no ocurrió) desató el tarro de la ira en el equipo español, pues algunos jugadores perdieron hasta los papeles.

Después, hubo hasta dos situaciones de fuera de juego que señaló el colegiado y que en las imágenes también se apreciaba que los delanteros españoles estaban en posición reglamentaria. Un arbitraje que causó la eliminación y el drama español sobre la ciudad surcoreana. “Cuando fui a pedirle explicaciones al árbitro me dijo que él había hecho caso al línier. A ese no me han dejado que me acerca, hubiera resultado peligroso”, reconoció un colérico Iván Helguera después del encuentro.

Estadio Guus Hiddink.

En Gwangju, España debutó en aquel Mundial ganando a Eslovenia por 3-1 con goles de Raúl González, Juan Carlos Valerón y Fernando Hierro de penalti.