Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

MONTAÑISMO

Un inglés es la décima víctima mortal de mayo en el Everest

Un inglés es la décima víctima mortal de mayo en el Everest

PHUNJO LAMA

AFP

La enorme cantidad de expedicionarios a la cima más alta del mundo aprovechando el buen tiempo es un caos en la 'zona de la muerte"

Las empresas turísticas que operan en el Himalaya, bien en Katmandú o bien en Estados Unidos, están tratando de poner el foco sólo en la palabra accidente en el peligro evidente que supone el ascenso al Everest, cuando hoy mismo ascendía a diez el número de victimas mortales de este mes en la cima más alta del mundo, y 18 en total en la cordillera. El último por ahora en entrar en la lista de fallecidos es un inglés de 44 años, que se desmayó en el descenso tras hacer cumbre, y el sherpa que le acompañaba no pudo reanimarle.

Según admiten las agencias de turismo, esta es la mejor época del año para intentar el ascenso al Everest, porque las condiciones del tiempo son muy benignas, por lo menos durante todo mayo y no es necesario ser un especialista profesional para acometer la aventura. Sin embargo, a los escaladores poco preparados les acecha otro inconveniente fisiológico en esos 8.848 metros de altura que tiene el pico: la llamada zona de la muerte, la parte en que los niveles de oxígeno son muy bajos para los seres humanos.

La cantidad de expedicionarios colapsa el movimiento normal de los grupos, y así, las bajadas se hacen muy largas con demasiada exposición a unas condiciones anormales para los montañeros con poca adaptación. De hecho, el mayor número de muertos se han producido en los descensos, incluso un guía nepalí ha perecido en estos días por lo lento de la bajada.

En este momento se está produciendo un debate internacional sobre este tipo de expediciones turísticas masivas y lejos de la preparación que requiere este tipo de montañas, con mucha contestación desde hace unos años por la gran cantidad de basura que abandonan en los campos base. Ahora se une el exagerado número de victimas mortales a consecuencia de la masificación para aprovechar el mes de mayo.