Competición
  • Champions League

FÚTBOL SALA | PLAYOFFS

El fin de una hegemonía: el Movistar, eliminado en cuartos

El fin de una hegemonía: el Movistar, eliminado en cuartos

Sandra Santiago | Movistar Inter

Tras ganar cinco Ligas consecutivas, el Movistar cae eliminado en cuartos y además por la vía rápida ante el Palma. Además, no jugará Champions el año que viene.

Una era de dominio llegó a su fin. La hegemonía del Movistar, ganador de las últimas cinco Ligas de forma consecutiva, se terminó. El Palma fue el artífice, después de derrotar a los de Jesús Velasco en una temporada oscura para los de Torrejón. Cayeron en semifinales de la Copa del Rey, de la Copa de España, de Champions... y ahora se despiden de los playoffs ligueros en cuartos y sin ganar ningún partido. Un ciclo que se termina pero que deja en la historia un legado difícil de igualar.

Lo intentó de todas las formas el Movistar en este segundo partido, pero cuando las cosas no salen, por mucho que lo intentes es difícil cambiar la dinámica. Presión alta y ocasiones de todo tipo de salida para los azules. Sin embargo, el primer gol fue de Palma. Su autor fue... Ricardinho, en propia portería. Un centro de Mati Rosa lo terminó introduciendo el portugués en su meta. Lo intentaron de todas las maneras pero sin suerte, la tónica de la temporada. Así llegó el partido al descanso. Eso no fue inconveniente de que toda la grada, con Vinicius entre ellos, animaran a su equipo.

Tras la reanudación, el Movistar volvió a salir con todo a por la remontada. Unas veces por toparse con la madera y otra por las intervenciones de Carlos Barrón, pero el gol de la igualada no llegaba... hasta que Humberto hizo magia desde el pivote. Pase filtrado, media vuelta y para dentro. Una liberación. El delirio llegó poco después cuando, a seis minutos del final, Gadeia lanzó un misil a la escuadra, totalmente escorado y sin apenas ángulo. Éxtasis en Torrejón. Poco duró la alegría porque, tras un saque de banda, Nunes disparó, el balón rebotó en Daniel y gol. Con empate, Vadillo, entrenador del Palma, buscó la victoria con portero-jugador, pero el partido se fue a la prórroga.

Una genialidad de Mati Rosa, en la primera parte del tiempo extra, dejó helado a todo un pabellón. Volvió loco a Malcon y realizó un disparo imposible para Herrero. El Movistar se lanzó a la épica, incluso Humberto se topó con la madera y Hazma, a puerta vacía, anotó el cuarto gol. El campeón estaba eliminado. El Palma, primer semifinalista, espera a Barça o Levante. Los de Torrejón cierran la temporada con seis derrotas consecutivas y con la única nota positiva de la Supercopa lograda a principios de temporada, pero con la evidencia de un equipo que necesita cambios. Además, la temporada que viene no estarán en Europa. Los campeones siempre vuelven, pero ahora al Movistar le toca reflexión.