Competición
  • Clasificación Eurocopa

NATACIÓN

La Federación sale al rescate del "vergonzoso" Centro Acuático

La Federación sale al rescate del "vergonzoso" Centro Acuático

PEPE ANDRES

DIARIO AS

En la instalación para Madrid 2012, 2016 y 2020 se 'enterraron' 120 millones de euros. La RFEN quiere recuperar parte. Ha presentado su proyecto al Ayuntamiento.

Las candidaturas olímpicas de Madrid 2012, 2016 y 2020 ya son historia. La capital nunca tuvo sus Juegos, pero las intentonas sí han dejado un Elefante Blanco, como se conoce en el mundillo a las instalaciones sobredimensionadas que son una ruina cuando se apaga la llama. Al lado del Wanda Metropolitano, que iba para estadio olímpico, campea el inacabado Centro Acuático. “Un esqueleto vergonzoso al que hay que encontrar salida”, como lo define Quim Pujol, arquitecto español encargado de instalaciones de la FINA (Federación Internacional de Natación).

Pujol acompañó ayer a Fernando Carpena, presidente de la Federación Española, en el Foro RFEN Aquatics en la Agencia EFE donde expusieron el plan federativo para recuperar parte de esta instalación. “El proyecto inicial era insostenible”, recordó Pujol.

La idea de la RFEN es aprovechar el edificio secundario. “El planteado con dos piscinas de 50 metros y una grada de 2.000 personas ampliable a 4.500 para grandes competiciones”, relata Pujol. En lo que hay construido se ‘enterraron’ ya 120 millones de euros. Con 30 más, estaría listo “en un plazo de 24 meses”. “No alcanza un tercio de lo que se va gastar París 2024”, expusieron. Para el resto del esqueleto, del que se podría hacer cargo el Atlético, se manejan ideas como las de una residencia de deportistas, hotel, centro comercial y oficinas.

“Hemos buscado apoyos institucionales y políticos. La disponibilidad del Ayuntamiento es magnífica. Todos han visto que hay una oportunidad”, avanza el presidente. La clave es hacer una instalación “sostenible”, lo que ha calado en el consistorio. Pujol habla de un uso combinado popular y de alto rendimiento. Con 9.000 abonados que pagarían unos 50 euros mensuales y unas 2.000 personas utilizando diariamente el Centro. “Madrid sería, además, referente para eventos como las World Series de la FINA”, imagina Carpena, que apuesta por una fórmula de financiación público-privada y sueña ya con abrirlo “con una gran competición”.