Competición
  • Clasificación Eurocopa

EDP ROCK'N'ROLL MADRID MARATÓN

La Maratón de Madrid: patrimonio de la capital

Este sábado (08:30, TDP) se celebra la EDP Rock’n’Roll Madrid Maratón, que se adelantó un día por las elecciones. Con cerca de 35.000 corredores, Guerra intentará batir a la marea africana.

En 1978 se celebró la primera maratón de Madrid. Aquella fue una carrera caótica, pero puso el germen de lo que hoy será la EDP Rock’n’Roll Madrid Maratón, una prueba que tiene la etiqueta de oro de la IAAF y que reúne a cerca de 35.000 personas entre 10K, media maratón y maratón. “Y eso que se han perdido cerca de 5.000 inscritos”, cuenta Guillermo Jiménez, presidente de MAPOMA, porque el evento debió adelantarse un día “en tiempo récord” tras convocarse las elecciones de mañana.

Una competición que se ha convertido en un activo de la capital y de la región, donde deja un impacto económico de 30 millones de euros. “Como media final de Champions, pero cada año”, dice Jiménez. Y es que en esa primera edición los corredores eran locales y ahora hasta 10.000 vienen de fuera, de 126 países (1.000 estadounidenses, influye el acuerdo con Rock’n’Roll Series).

Los aspirantes visitaron el Prado

Javi Guerra pudo conocer ayer en persona a sus rivales en la foto oficial en el Museo del Prado. Contra él, que debuta en la carrera madrileña, correrán Eliud Barngetuny, vencedor en 2018, y como Bernard Kiprop, de Kenia. También sobresale otro keniano, Tola. En mujeres, favoritas son Boulaid, Insermu y Weldegebril.

VARIOS 19

Destacan los africanos, de Kenia y Etiopía, a los que retará Javier Guerra, un segoviano que preparó “con mimo” la cita para ser el primer hombre español que gana desde 2008 (Chema). “Hará falta táctica y dosificar. La parte final, al salir de la Casa de Campo, resulta dura”, dice Guerrita, aconsejando a la marea de runners que entrarán en meta hasta las 15:00. Espera el Museo del Prado, que cumple 200 años. Y, como homenaje, habrá una reproducción de un cuadro por kilómetro. “Será la maratón con más arte”. Con la esencia de 1978, pero convertida en patrimonio de Madrid.