Competición
  • Clasificación Eurocopa

MEDIOS | ALFREDO RELAÑO

"El deporte y el lenguaje merecen el mayor respeto"

Javier Galván, director del Instituto Cervantes de Rabat, presenta a Alfredo Relaño.

Alfredo Relaño, ponente en el Instituto Cervantes de Rabat en la Semana de la Lengua española. La conferencia señaló el excesivo uso de barbarismos.

La IV Semana de la Lengua española en Marruecos, organizada a iniciativa del Instituto Cervantes de Rabat y que se abrió el lunes con una mesa redonda, arrancó ayer por todo lo alto con la inauguración oficial, una lectura del Quijote y la participación como ponente de Alfredo Relaño.

En su conferencia La Lengua española y el Deporte, el director de As señaló al periodismo como nexo de unión y analizó el uso del lenguaje en los medios. "El abrazo entre el deporte y la prensa, un nexo permanente y muy favorable para ambos, aunque no sé si para el buen hablar de la población que lo sigue, que es mayoritaria", expuso en el inicio.

Evolución y lenguaje. La conferencia abarcó los orígenes de esa estrecha relación hasta hoy. Arrancó con el deseo primero de comunicar las reglas e informar brevemente de los resultados a los seguidores y, esencialmente, de hacer convocatoria para partidos o torneos. Como ejemplos, la revista The Sportsman, creadora de la FA Cup, o el llamamiento de Hans Gamper, creador del Barcelona, en la revista Los Deportes para organizar algunos partidos.

Con el paso del tiempo y la aparición de más cabeceras, la función derivaría hacia crónicas simples y ya más tarde hacia crónicas partidistas. De las tensiones se pasaría al control durante el franquismo. "Se reclutaba a los cronistas entre las filas de los adictos y no precisamente a los más brillantes", explicó. De ahí a la Transición, fundamental para despejar complejos y dar paso a una nueva forma de contar el deporte.

Alfredo Relaño durante la conferencia.

Relaño confesó la influencia que tuvo en él la revista El Gráfico, ya desaparecida, en el uso de expresiones. "Las copié sin rubor: el callejón del ocho, el manotazo al ahogado, llevar la manija, balones a la olla, mano a mano, media luna...", especificó antes de admitir que, con otras, mostró mayor reparo. "No me atreví con audacias como centrojás o centroforba, españolización de los términos ingleses center-half o mediocentro y center-forward, delantero centro", aclaró.

Además, la conferencia señaló el excesivo uso de barbarismos y extranjerismos como mal del periodismo deportivo actual (safety car, grip, hospitality, entre otros muchos ejemplos) y destacó la buena traducción de los términos que se ha hecho para el baloncesto. "Decimos zona, entrenador, tiempo muerto, tiro libre, sin apenas contaminaciones", valoró.

A lo largo de la ponencia salieron a relucir también las figuras más destacadas de cada momento. Desde Manuel de Castro, Carlos Fuertes Peralba y Hernández Coronado a Zunzunegui, Antonio Valencia, Martín Girard, Matías Prats, Vázquez Montalbán y Jorge Valdano. "Terminó de despejar los fantasmas, explicó el fútbol desde el fútbol. Y lo sigue haciendo con un manejo del castellano envidiable", dijo de este último.

La ponencia llegó a su tramo final dibujando un futuro un tanto complicado. "Se lee poco y se escribe mal. La ortografía ha perdido prestigio. Y se habla con muy pocas palabras", lamentó. Y quiso subrayar la importancia de la incorporación de Álex Grijelmo a As y la reciente publicación del libro de estilo del diario."El deporte y el lenguaje merecen el mayor respeto", concluyó. Como broche, la foto en blanco y negro de El Gráfico titulada El Abrazo del alma. Habla sin palabras.