Competición
  • Clasificación Eurocopa

BOXEO

Munguía regresa a casa para seguir 'opositando' a Canelo

Previa del Jaime Munguía vs Dennis Hogan: WBO del superwelter

AFP

Jaime Munguía boxea este sábado en Monterrey ante el retador oficial WBO, Dennis Hogan. Es su primera pelea en México desde que es campeón mundial.

Jaime Munguía (32-0, 26 KO) vuelve a casa. El púgil de Tijuana boxea este sábado 13 de abril en Monterrey para defender el Mundial WBO del superwelter que posee. Será su primer combate en México con ese cinturón en su poder, lo que ha hecho que la expectación se desborde. Con 22 años y tres títulos a sus espaldas, Munguía empieza a tener a toda la afición encima. Lo ven como el nuevo ídolo del boxeo azteca, y por ello tenerlo en un ring de un país es muy importante.

El sábado le espera el retador oficial WBO, Dennis Hogan (28-1-1, 7 KO). El irlandés, afincado en Australia, llega con una racha de seis victorias y sin presión. Las apuestas le dan muy pocas opciones (el triunfo del mexicano se paga a 1,02), pero se ha ganado su posición y no se le puede menospreciar. Munguía no lo hace. "Viene con todas las ganas. Le he visto fuerte, con buena combinación de golpes y tendremos que pelear fuerte y tener mucho cuidado con eso, pega duro, pero estoy muy confiado en mi preparación", avisó en la previa. Es el papel que debe mantener, aunque piensa más allá.

En la misma conferencia aseguró que la intención es realizar cuatro peleas en 2019 (ya disputó una en enero contra Inoue) y que en la última tienen previsto subir al peso medio. Una vez allí el objetivo no es otro que el quiere toda la afición: Canelo Álvarez. "Me gustaría enfrentarme a los mejores del peso medio. Sí, nos cuesta dar el peso, es un sacrificio grande. El rival número uno es la báscula. Cuando ambos estemos en las 160 libras (él y Canelo), esa pelea se tiene que hacer", añadió. El foco está claro, pero antes debe cumplir ante Hogan, quien saldrá a presionar e intentar desbordar a Munguía. El mexicano, pese a ser campeón, sigue en un aprendizaje constante. Sumó mucha experiencia ante Inoue y se exhibió, pero encajó golpes de más. Todo eso lo tiene que cuidar, pero con su boxeo ofensivo, su manejo de la distancia y su contragolpe letal (si lo necesita como en su última pelea) lo tiene todo en su mano para sumar otro triunfo, esta vez ante los suyos.