LA CHICA DE AS

Ona, de la tele a la piscina

La medallista olímpica (Barcelona, 28 años) vuelve desde hoy en las Series Mundiales de sincronizada en París tras su éxito en MasterChef.

Ona, de la tele a la piscina

Ona Carbonell (Barcelona, 28 años) vuelve desde este viernes a la competición en las Series Mundiales de sincronizada en París. Tras un 2018 marcado por la televisión y su triunfo en el popular programa de cocina MasterChef, ahora centra sus objetivos en el Mundial de este año… y, por supuesto, en Tokio 2020. Retos que, a pesar de contar ya con 17 medallas mundiales y dos olímpicas, afronta entusiasmada: “Sigo con la misma ilusión que siempre”.

De su experiencia televisiva destaca que le ha ayudado: “Todo enriquece y al deportista le sirve el salir de la burbuja y tomar aire. También creo que gestiono mejor la presión”. Todo para un camino hacia los Juegos de Tokio 2020 con la responsabilidad de ser la referente de la Selección de sincronizada. “Pero he aprendido a saber disfrutar. El camino de un deportista es durísimo y si no consigues ser feliz durante el trayecto… es difícil”.

Por eso asegura que no le preocupan los resultados, aunque su trabajo está encaminado en ayudar a las jóvenes a seguir creciendo. “Soy consciente de que debo ser un espejo para ellas y hablo mucho de eso con la seleccionadora Mayu Fujiki. Ser un referente dentro y fuera del agua”. Todo para que España se mantenga entre las potencias de este deporte: “Es normal que España haya tenido altibajos, pero ahora mismo estamos al alza”.