Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

FÚTBOL SALA | COPA ESPAÑA

Lozano: "La Copa ya no es sólo un torneo, es la gran fiesta"

Lozano: "La Copa ya no es sólo un torneo, es la gran fiesta"

CHEMA DIAZ

DIARIO AS

El presidente de la LNFS, a una semana de la cita de Valencia, analiza en un encuentro con As el estado de su deporte: clubes, acuerdo con LaLiga, Ricardinho...

Son días de mucho trabajo en la sede de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) que preside Javier Lozano. En este 2019 en el que se cumplen 30 años de su fundación, están a una semana de celebrar su ‘joya de la corona’: la Copa de España, que en este 2019 se disputa en Valencia.

Un torneo que, como la propia asociación, ha crecido hasta erigirse en una de las competiciones referencia del fútbol sala: “La Copa ha dejado de ser un simple torneo para convertirse en la gran fiesta de este deporte, a la que vienen delegaciones de decenas de países para, no sólo ver el espectáculo, sino fijarse en cómo funciona, en las actividades paralelas que se desarrollan...”, explica el presidente.

Una cita con el listón muy alto. La edición de 2018 en el WiZink Center de Madrid, con llenos absolutos en semifinales y final, batió todos los récords. “Me decían que estaba loco, pero yo creía que era el momento de atreverse con ese escenario. Eso sí, fue un año entero de mucho trabajo para ver a esos 12.632 espectadores en las gradas”, explica Lozano. María Rodrigo, Directora de Comunicación de la LNFS, lo confirma: “A mí y a quienes trabajaron conmigo se nos cayeron las lágrimas cuando conseguimos aquellos llenos”.

Fue la confirmación del buen momento que vive este deporte, pero no siempre fue así, como recuerda Lozano: “Llegué a la presidencia en 2009. Tenía otros proyectos, pero me insistieron y al final acepté. El panorama de la LNFS era de quiebra técnica. Se debían cuatro millones de euros. Yo mismo decidí no cobrar el primer año. Ajustamos todo al máximo, pero también aplicamos la lógica. ¡Recuperamos dos millones de gastos no productivos! En 2012 logramos ya tímidos beneficios y ahora lo que ganamos lo repartimos con los equipos”.

Aquel trabajo tenía objetivos claros: “Ahora en fútbol sala ya no basta con tener un grupo de buenos jugadores. Un club debe gozar de una organización económica, contratos en A, Seguridad Social... De las últimas medidas que hemos tomado ha sido exigir instalaciones dignas. Se han hecho grandes reformas como en Tudela o se han aprobado proyectos de nuevos pabellones como en Jaén”.

El equipo andaluz sirve de excusa para que la conversación vire al terreno deportivo: “En la LNFS siempre se habla de tres grandes: Barça, Movistar y ElPozo. Pero el Jaén y sus dos títulos de Copa han motivado a esa clase media que ahora es capaz de ganar en cualquier partido a esos tres. No sólo me refiero al Jaén, sino al Palma, Osasuna... Y es verdad que el Movistar ha levantado las últimas cinco Ligas, pero cómo las ha tenido que ganar, en el quinto partido, por penaltis...”. El resultado es una competición atractiva en la que milita, en ese Movistar, el mejor jugador del mundo, Ricardinho, del que Lozano da su visión: “A nosotros nos ha hecho más grandes y la LNFS le ha hecho más grande a él”.

"¿LaLiga? No hay monopolio, barajamos otras ofertas y optamos por esta"

Javier Lozano

El portugués es uno de los muchos atractivos de una competición en la que los equipos cuentan con una media de entre 800.000 y un millón de euros de presupuesto, aunque los ‘grandes’ estén por encima, siendo el Barça el que más poder tiene (ronda los cinco millones). Los azulgrana son el claro ejemplo de club de fútbol que se ha volcado en el fútbol sala, pero no el único. Levante, Osasuna, el Elche ahora en Segunda (la otra categoría enmarcada en la LNFS) o un Betis que está haciendo una apuesta fuerte por subir a Primera, son otros casos, entre los que no se encuentra el Real Madrid: “Florentino ya ha dicho que no quiere más secciones”.

Lo que sí está ocurriendo es el “gran crecimiento de masa social que están experimentando los clubes”. Ese aspecto Lozano lo remarca, porque cuando echa la vista atrás, reconoce tres fases en las que se ha basado el desarrollo de la LNFS en sus años de mandato. “Lo primero fue el citado saneamiento. Luego nos centramos en que los clubes crecieran y ahora estamos en otro momento clave, el de vender los derechos televisivos”, cuenta sobre una LNFS de la que ahora se ve un partido por Teledeporte y cuatro por LaLigaSportsTV tras el acuerdo alcanzado con la plataforma de streaming que impulsa la asociación que preside Javier Tebas.

Firma que de repente se vio enfrentada al anteproyecto de nueva Ley del Deporte (pendiente ahora de las elecciones) que pretende que una liga no pueda adquirir los derechos de otra competición que no organice para evitar monopolios. “¿Monopolio? Barajamos otras ofertas, pero nos decidimos por esta. Creo que nuestro producto aún no está lo suficiente maduro como para emitirse en cerrado, por ejemplo”, cuenta Lozano, que también pone de relevancia el acuerdo con las televisiones autonómicas: “El factor local es muy importante en el fútbol sala y con ese acuerdo los clubes han visto aumentados sus patrocinadores porque los anunciantes con intereses regionales ven un retorno”.

Recursos que auguran un buen futuro, aunque en la conversación no falte rememorar el pasado, aquellos inicios de este deporte en España del que él, que llegó a ser futbolista del Toledo, se quedó prendado tras ver una exhibición de jugadores brasileños. Y ahora que la LNFS cumple 30 años de existencia, recuerda cómo se creó “por accidente” para solucionar la lucha entre aquellas dos federaciones que nacieron de la pugna entre los periodistas (e impulsores de este deporte) José María García y Juan Manuel Gozalo. Tampoco faltan los elogios para el expresidente Aurelio Gómez Yeyo y, por supuesto, a la Selección. Porque por mucho que sus logros como gestor le acompañen, para el futbol sala español Javier Lozano siempre será el seleccionador de los dos Mundiales que hacen que la Roja pueda lucir esas dos estrellas en el pecho.

Sin embargo, en el reciente España-Brasil celebrado en el WiZink Center, no estuvo en el homenaje en el que se reconocía a todos aquellos que contribuyeron al palmarés español donde, además de las dos conquistas mundialistas, se suman siete Eurocopas. “Sí se me invitó al palco, pero no estaba entre los homenajeados y aquello no me gustó, así que decidí no ir y no fui el único. Luego comprobé cómo otro seleccionador como José Venancio, que aún está en la Federación, sí formaba parte del acto. Decidí no ir y no fui el único”.

Donde sí estuvo fue en la primera Eurocopa femenina, donde España logró recientemente el triunfo en lo que se espera que sea un espaldarazo para la versión femenina de este deporte que a Lozano le hace recordar “aquel Campeonato de Europa masculino de Córdoba en 1996 que fue el germen de lo que vino después”. Un fútbol sala donde la LNFS espera ser un motor para seguir creciendo, y con hueco para sueños “tan difíciles de cumplir”, como el que reveló en As hace un año y que reafirma para el futuro: “Una competición en un campo de fútbol, con la pista azul en el centro, y 30.000 o 40.000 personas". No sería la primera vez que cumple un reto ambicioso. “Siempre he pensado que a lo que te dediques, hay que ponerle pasión”.


JAÉN DEFIENDE TÍTULO EN UNA COPA "ABIERTA"

La Copa de España (28 de febrero al 3 de marzo) en Valencia “es una de las más abiertas”, avisa Lozano. El Jaén, que se proclamó campeón en la pasada edición ante más de 12.600 personas en Madrid, inicia la defensa del título contra el Barcelona en el último encuentro de cuartos. Movistar y Palma abrirán el torneo. Los baleares se han impuesto en sus dos duelos ligueros esta temporada. Un renacido ElPozo se mide al anfitrión, el Levante, mientras que Osasuna, que marcha tercero en Liga, se enfrentará al Peñíscola.

DE TRABAJAR EN EL REAL MADRID, A LA LNFS

Javier Lozano (58 años) lleva toda una vida ligada al fútbol sala salvo un periodo de tiempo, entre 2007 y 2009, que fue responsable del área profesional y, posteriormente, director de la cantera del Real Madrid. Tras esto, pasó a presidir la Liga Nacional de Fútbol Sala, donde sigue actualmente. Natural de Toledo, donde tiene un pabellón con su nombre, antes de ser presidente fue jugador, entrenador y seleccionador. Los dos Mundiales que ganó España (2000 y 2004) fueron bajo sus órdenes en el banquillo.