Competición
  • Clasificación Eurocopa

FÚTBOL SALA | LAS CAMPEONAS EN AS

"Nos sentimos pioneras y queremos un Mundial"

La Selección femenina de fútbol sala visitó As con la Eurocopa. Espera que con su éxito se avance en un deporte que aún no tiene un Mundial oficial.

Un estruendo sonó en la redacción de As. "¡Campeonas de Europa! ¡Sí, sí, sí, la Copa ya está aquí!", irrumpieron las jugadoras de la Sele­cción española de fútbol sala que el pasado domingo conquistaron la primera Eurocopa femenina de la historia. Lo hicieron además contra Portugal, en su casa, ante un pabellón de Gondomar abarrotado y con un 0-4 que dejó una imagen inmejorable. La final soñada. Y no es un decir, como explicaba la capitana Ana Luján aún con el trofeo europeo en las manos: "Esto era un sueño que perseguíamos todas desde pequeñas".

Y es que hasta hace poco, cumplirlo era literalmente imposible. Este deporte no tenía competición oficial de seleccio­nes hasta que la UEFA dio el paso para crear esta primera edición. Hasta entonces lo que habían podido jugar eran torneos oficiosos, y de hecho aún no existe un Mundial como tal, aunque los observadores de la FIFA tomaron buena nota. "Se notó la oficialidad, la organización… No estábamos acostumbradas a tantos medios, a sesiones de fotos", comentaban las jugadoras con gracia sobre su falta de costumbre a esa atención mediática.

Y es que, a pesar del buen nivel de la Liga Española, apenas alguna como Ampi, que milita en Italia, puede vivir del fútbol sala, aunque se dan "pasos adelante" como cuenta Peque, del Burela, el único club que tiene un convenio colectivo. De hecho, esperan que este logro pueda ser un primer paso para profesionalizar su deporte y atraer más patrocinadores.

Pero la realidad es que la mayoría tuvieron que pedir permisos en sus trabajos, ausentarse de clases o mover algún examen para estar disponibles los alrededor de 15 días en los que estuvieron concentradas en Las Rozas para la disputa de esta competición. "Cada una tiene su historia, podríamos contar 14 casos diferentes", explicaron. "Sí, nos sentimos unas pioneras. Y también unas privilegiadas por haber disputado esta cita y estar celebrando este título. Hemos sido 14 jugadoras, pero este éxito pertenece a muchas más. Aquí hay mucho sacrificio y mucha lucha, no sólo nuestra. Este trofeo es del pasado, del presente y del futuro del fútbol sala femenino", explicó Isa García, que trabaja como psicóloga para el Alcorcón de fútbol y se atreve a dar su opinión sobre dónde estuvo la clave del éxito: "No somos un equipo, somos una familia. Todas tenemos grandes vínculos y eso se ve en la pista".

Y así lo confirma la seleccionadora, Claudia Pons, que pone un ejemplo gráfico de cómo fue la Eurocopa: "Cuando daba órdenes ellas se reían y me decían: 'Dinos qué tenemos que hacer y no te preocupes, nosotras lo haremos". Todo en un torneo que ha puesto a España a la cabeza del fútbol sala femenino. Sueño cumplido, pero hay otro: confirmarlo en un evento oficial a nivel planetario. ¿Y serían capaces de ganar a Brasil? Ellas lo tienen claro: "Queremos un Mundial donde podamos jugar contra ellas. Ahí lo comprobaríamos".