BALONMANO

El Barça visita Cuenca con el extremo serbio Ilic en el cuadro

Gilberto Duarte.

Los dos equipos tienen competiciones europeas este fin de semana, y los locales esperan no dar tan las facilidades de la primera vuelta

El Cuenca y el Barcelona juegan este martes en la pista conquense (20:00) el primer partido de la jornada 17, ya que ambos conjuntos tienen compromisos continentales en el fin de semana: el Cuenca, debutante en Europa, en la pista del Oporto en la primera jornada de las liguillas de la EHF Cup; el Barça, líder de su grupo en la Champions, visita al Veszprem de Dadis Davis y de sus exjugadores Laszlo Nagy y Arpad Sterbik.

Para el Barcelona, la salida a Cuenca es la primera de 2018, en la que no estarán Mortensen (baja para lo que resta de tenporada), Sorhaindo y Palmarsson, lesionados en el pasado Campeonato del Mundo. Viajó hoy en tren a la ciudad conquense, y espera aumentar su número de victorias ante el equipo de la Ciudad Encantada: 14 triunfos y una derrota entre las dos escuadras, aunque la victoria conquense fue antes de ser el club actual, aunque sí su predecesor. Eso sí, será el primer partido del extremo izquierdo Nemanja Ilic, flamante fichaje de los azulgrana para reforzar al equipo en la Champions

Lidio Jiménez, recientemente renovado por dos campañas más, aseguraba que su equipo no puede igualar el nivel del Barcelona, pero que espera que los suyos "puedan plantear una mayor oposición que en la primera vuelta", porque en el Palau cayeron estrepitosamente por 43-22, y ahora espera que sus hombres sean más competitivos como preparación al choque en Oporto en una semana larga para el equipo de Cuenca, que no regresará a casa hasta el jueves de la próxima semana dado que el miércoles des desplaza a Cangas, y lo hará desde Oporto.