Competición
  • Clasificación Eurocopa

BALONMANO

Juan de Dios: "El entrenador español está de moda"

Juan de Dios Román.

"En nuestro deporte no se pueden jugar 10 partidos en 17 días como en el Mundial. Se necesitan voces que lo denuncien", dice el extremeño

Juan de dios Román, entrenador, directivo, presidente de la Federación Española (campeón del Mundo en 2013), maestro y profesor de entrenadores, (Merida, 76 años), se ha perdido el Campeonato del Mundo de Alemania y Dinamarca en directo. Pero asegura que no se ha perdido detalle. Y está al día de los grandes asuntos del momento.

-Le han echado de menos en este último Mundial. ¿Lo ha podido seguir?

-Es el primero que me pierdo en mucho tiempo, pero la medicación que tomo para luchar contra el cáncer desaconsejaba el viaje; me produce sopor después de comer. Pero ver, lo he visto todo por la televisión.

-¿Y qué le ha parecido?
-Pues un Mundial muy extraño. Primero por la organización, y luego por el aumento del número de partidos cuando parecía que la idea era rebajar los encuentros. Faltan voces críticas en los entrenadores y en los jugadores, porque en nuestro deporte no es soportable disputar diez encuentros en 17 días. Han aumentado las lesiones graves en los jugadores, y nosotros no nos podemos permitir perder tantas estrellas en cada Mundial.

-Los jugadores, algunos, han empezado a protestar.
-Sinceramente, tengo la impresión de que las federaciones Internacional y Europea van de la mano para minimizar las críticas. Creo que os toca a los medios de comunicación asumir esa posición. En Dinamarca, que acaban de ganar el Campeonato del Mundo, los periodistas están en la vanguardia de esta crítica.

-En el Mundial había siete entrenadores españoles al mando de otras selecciones nacionales.
-Podíamos decir que España está de moda y están preparados. Está dentro de la lógica.

-¿Por qué?
-Hay muchas causas al respecto. Incluso podríamos decir que los intermediarios, los agentes, están haciendo un buen trabajo promocionando a sus clientes.

-Esa explicación sería muy elemental para ese éxito.
-Digamos que es lo último. Lo primero son las bases que en su día puso Domingo Bárcenas con la creación de la escuela de entrenadores, muy seria y con una excelente metodología que se ha ido manteniendo.

-Supongo que todos los países tienen buena formación.
-Pero si tienes una buena escuela, y luego grandes jugadores que han destacado y han aprendido, quieren ser técnicos, y son apasionados, pues ahí hay un buen caldo de cultivo, que se completa con la necesidad de salir al extranjero porque en España, ahora, no hay mercado. Hubo un tiempo que sí, y por eso no salían; pero ahora están casi forzados a buscarse el trabajo fuera.

-¿Y por qué españoles?
-E islandeses, que están en la misma situación: grandes jugadores, bien instruidos, sin trabajo en su país. Javier García Cuesta fue nuestro precursor, con una gran labor en Egipto y en Estados Unidos. Valero Rivera, con el oro en 2013 y la plata con Qatar en 2015, nos abrió las puertas al mundo árabe, por ejemplo. Hay entrenadores de matrícula, como Talant Dujsebaev o Juan Carlos Pastor, y creo que Raúl González está en esa línea, aunque yo le aconsejaría que no dirija a un equipo (PSG) y a una selección (Macedonia) tan dispares.