EL ADIÓS DE UNA CAMPEONA

Duane anuncia la retirada con 31 años: "Toca otra aventura"

Duane da Rocha.

JOHN MACDOUGALL

La nadadora de Mijas, que ya llevaba varios meses pensando dar este paso, finalmente abandona la natación después de siete medallas internacionales.

Duane da Rocha nació en Brasilia, pero se crió en Mijas, Málaga, donde aterrizó con apenas dos años y se convirtió en una de las nadadoras de más talento de su generación desde que en 2003, cuando apenas tenía 15, empezó a ganar medallas en los Nacionales júnior. La malacitana siempre fue un diamante, una espaldista con condiciones para nadar una final olímpica, aunque finalmente, a sus 31 años, y después de una carrera de contrastes, con estancias en Madrid, Barcelona y en su tierra, ha decidido colgar el bañador.

Da Rocha, que ya había amagado meses antes con dejar el deporte, lo hizo público en Canal Sur esta misma tarde. “Es una decisión muy importante, que llevo dándole vueltas mucho tiempo, y finalmente dejo de nadar. Tengo menos ilusión y me cuesta más ir a entrenar. Me toca empezar otra aventura nueva”, comentó emocionada.

En su palmarés, siete medallas internacionales, lo que la convierten en una de las nadadoras con más premios. La primera de Duane fue la más especial, el bronce en los 200 espalda del Europeo de Budapest, en 2010: “Le tengo mucho cariño. Es la que más ilusión me hizo. Me costó ocho años conseguir ese sueño”. Luego, otro bronce en esa misma prueba en el Europeo de 2012 y el oro obtenido en Berlín, en 2014. En el Mundial de piscina corta también se colgó el bronce en 2012, quizás un año mágico, donde también compitió en los Juegos de Londres. Las otras tres medallas las consiguió en los Europeos de piscina corta.

Duane participó en los Juegos de Río y logró poner el broche en el último Europeo de Glasgow. La nadadora ya aventuraba en los pasados Nacionales celebrados en su Málaga, donde logró varios podios y dejó claro que seguía siendo una de las mejores espaldistas de la natación española, que el deporte se había convertido en un hobby: “Quiero prepararme para ser azafata de vuelo y tener la seguridad de un futuro laboral. Ahora es lo que me preocupa. Quiero centrarme en eso, llevo además las redes sociales de una marca de bañadores. No me quita tiempo, me gusta, y puedo centrarme en la natación”. Y, en Canal Sur, comentó que “organizo dos campus de natación”.

El adiós de la de Mijas se une al de Erika Villaecija. Dos nadadoras acostumbradas a aparecer en el medallero español en grandes competiciones.