Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

Croacia prepara con Bahréin el choque ante España el jueves

Jakov Vrankovic en uno de sus goles.

CHRISTOF STACHE

AFP

Lino Cervar reservó a sus titulares, reapareció Cindric, y no tuvo problemas para conseguir su cuarta victoria.

La selección de Croacia, el rival del jueves de España (20:30, Teledeporte) con el primer puesto en juego, cumplió con el guión y selló el billete para la segunda fase del Mundial de balonmano de Alemania y Dinamarca, tras golear este miércoles por 32-20 a Baréin, en un encuentro que los balcánicos dejaron sentenciar ya al descanso (19-9).

Poco más que un entrenamiento fue el partido para los de Lino Cervar, que no tuvieron ningún tipo de problema para superar a una selección de Baréin que se ha ido desfondado con el transcurrir del campeonato.

Una práctica en la que, pensando en el duelo de mañana jueves con España, titulares indiscutibles como el central Domagoj Duvnjak, el lateral Luka Stepancic o el portero Marin Sego no participaron.

Sí lo hizo el central Luka Cindric, que tras no jugar extrañamente ni un sólo minuto en los dos últimos partidos del conjunto balcánico, hoy saltó a la pista, aunque apenas disputó un cuarto de hora.

A Croacia le bastó con las intervenciones del portero Ivan Stevanovic, que cerró el primer tiempo con un 47 por ciento de paradas, y los goles de los extremo Ivan Vida y Manuel Strlek para resolver el partido.

Tal y como confirmaron los diez goles de ventaja (19-9) con los que los balcánicos llegaron al descanso. Una circunstancia que Croacia no desaprovechó para realizar distintas probaturas.

Croacia, que no utilizó el ataque siete contra seis que si utilizó en los partidos con Islandia o Macedonia, alternó la defensa 6-0, con Blazevic y Kozina en la zona central, con otras más abiertas como el 5-1.