Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Masters 1000 Cincinnati
  • WTA Cincinnati
Liga Holandesa
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Ajax Ajax AA

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Masters 1000 Cincinnati
FINALIZADO
andrey_rublev Andrey Rublev RUB
2 3
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
6 6
FINALIZADO
yoshihito_nishioka Yoshihito Nishioka NIS
ab
david_goffin David Goffin GOF
-
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
7 6
lucas_pouille Lucas Pouille POU
6 1
WTA Cincinnati
ashleigh_barty Ashleigh Barty Ashleigh Barty
-
svetlana_kuznetsova Svetlana Kuznetsova Svetlana Kuznetsova
-
madison_keys Madison Keys Madison Keys
-
sofia_kenin Sofia Kenin Sofia Kenin
-
FINALIZADO
venus_williams Venus Williams Venus Williams
2 3
madison_keys Madison Keys Madison Keys
6 6
Kansas City Chiefs
31
FIN
13
Indianapolis Colts

Chiefs 31 – Colts 13

Los Chiefs, liderados por un gran Mahomes, abusan de los Colts

Los Chiefs, liderados por un gran Mahomes, abusan de los Colts

JAMIE SQUIRE

AFP

El equipo de Kansas City se puso 17-0 en un visto y no visto y ya no miró atrás con la defensa de los Colts siempre a su merced y el ataque visitante inoperante.

El Chiefs-Colts ya nos tenía excitados antes de comenzar. Y no solo porque fuera el primer partido de la mítica Ronda divisional. La nieve, que este año prácticamente no había visitado aún la NFL, dejó un manto blanco en los aledaños de Arrowhead. Es clima auguraba una batalla fiera, pero fue una anécdota sobre un emparrillado que los Chiefs pusieron a temperatura de barbacoa desde el primer momento, para cocinar a la brasa en su propio jugo a unos Colts sobrepasados desde el principio hasta el final. Paliza sin paliativos. Burreo.

En un visto y no visto el partido saltó por los aires. Para empezar, cuatro tres y fuera en las cuatro primeras series ofensivas de los Colts, con Andrew Luck fallando sus cuatro primeros lanzamientos y touchdown en las dos primeras series ofensivas de los Chiefs, que parecían moverse el doble de rápido que sus rivales, pensar con el doble de velocidad, reaccionar con el doble de aceleración y, por el camino, aprovechar la plaga de salidas falsas de la defensa y arriesgar con un cuarto down que en el primer cuarto de la ronda divisional solo te juegas cuando estás atropellando a tus rivales.

La defensa de los Colts ni la olía

El primer touchdown fue de diez yardas de carrera de Damien Williams y el segundo un desfile de la victoria imperial de Tyreek Hill, que durante 36 yardas cortó la defensa de los Colts como un cuchillo caliente la mantequilla. 14-0 en el marcador y todo auguraba que la jornada iba a ser larguísima para unos Colts completamente desconocidos, con una defensa en zona con la que Mahomes hacía lo que quería y que Travis Kelce se merendaba sin parar. Al final del primer cuarto los de Indianápolis llevaban 15 miserables yardas de carrera en total y los Chiefs 185 (112 de pase y 73 de carrera). Para redondear un arranque casi perfecto, Harrison Butker anotó un field goal de 39 yardas que dejó el marcador 17-0.

Por fin, los Colts consiguieron parar un ataque de Kansas City. Y cuando menos se esperaba, como el ataque no aparecía, fueron los equipos especiales de Indianapolis los que marcaron la diferencia. Najee Goode bloqueaba el punt de Colquitt y Zach Pascal recuperaba el balón en la end zone de los locales para reducir diferencias 17-7. Fue solo un espejismo. Kelce respondía con una recepción de 30 yardas en el arranque de una serie de fantasía que terminó 1:40 antes del descanso con touchdown de carrera de Mahomes. Los Colts tuvieron tiempo para atravesarse el campo en su primera serie sólida de todo el partido, llegaron a la yarda 5 y le dejaron a Vinatieri un field goal fácil de 23 yardas, pero cuando las cosas no funcionan, incluso el kicker infalible en los momentos clave se equivoca y el balón se estrelló en el palo izquierdo.24-7 en el marcador en el descanso y los Chiefs empezaban atacando en la segunda mitad.

Tras el descanso, paciencia e impotencia

Tras el descanso el partido se durmió. Los Chiefs ya no tenían prisa, y menos después de que un cuarto down les saliera rana. Los Colts podían haberse aprovechado entonces de una buenísima posición de campo si no fuera porque Denico Autry se puso a bailar de forma obscena en la cara del árbitro. Desde ese instante, los Chiefs se dejaron de fanfarrias y decidieron dejar que el reloj corriera mientras los Colts buscaban su alma entre las líneas del campo sin encontrarla. Seguían inofensivos, de punt en punt o desperdiciando un fumble conseguido con sangre por Darius Leonard en la yarda 20 rival con otro fumble casi inmediato de Luck mientras su línea ofensiva, lo mejor de este equipo en la segunda mitad de temporada, parecía una sombra de sí misma.

En el último cuarto los Colts empezaron a hacer lo que todos esperábamos y no habían hecho en todo el partido: correr por dentro. A buenas horas. Y mientras, el peor Luck de todo el año no tenía ni ganas ni puntería. Y la defensa seguía palmeando una y otra vez sus lanzamientos. A 5:31 del final TY Hilton anotaba un touchdown de 29 yardas solo servía para maquillar el marcador 24-13 y Vinatieri pateaba de nuevo fuera, esta vez al lado derecho. ¿El partido de la despedida de, quizá, el mejor kicker de la historia? Parecía que los Colts podrían tener tres minutos y medio para intentar un milagro rocambolesco, pero otra penalización absurda, esta vez una ‘running into the kicker’ sirvió para que los Chiefs redondearan el marcador con un touchdown de Darren Williams 31-13.

Andy Reid, entrenador de Kansas City, lleva a la franquicia a su primera final de conferencia desde 1993, y firma el mayor éxito en el siglo XXI de un equipo cuyo ataque y cuyo quarterback nos han enamorado durante toda la temporada. Los Colts, por su parte, nos encantaron con una segunda mitad de temporada sensacional y están en el buen camino, pero en la ronda divisional jugaron muy por debajo de sus posibilidades.