LaLiga Santander
Serie A
Liga Rumana
Viitorul Viitorul VTR

-

Cluj Cluj CFR

-

Liga Turca
Fenerbahçe Fenerbahçe FEN

-

BB Erzurumspor BB Erzurumspor BBE

-

NBA
FINALIZADO
Washington Wizards WAS

128

Los Angeles Lakers LAL

110

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

113

Sacramento Kings SAC

120

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

96

Miami Heat MIA

102

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

95

Toronto Raptors TOR

86

Liga Griega
Levadiakos FC Levadiakos FC LEV

-

PAOK PAOK PAO

-

Liga Mexicana - Apertura

BALONMANO | ASOBAL

Hombrados cumple 700 partidos a sus 46 años con victoria

Joseja Hombrados

BM Guadalajara

Jota Hombrados brindará este miércoles por su partido 700 en la Asobal y también por la trabajada victoria de su equipo frente al Logroño (28-27).

Jota Hombrados brindará este miércoles por su partido 700 en la Asobal y también por la trabajada victoria de su equipo frente al Logroño (28-27). El equipo guadalajareño venció con un lanzamiento de 7 metros transformado por Javi Parra.

Tras un primer parcial pleno de errores e imprecisiones por ambos bandos, la pelota empezó a encontrar portería. Los morados, muy efectivos, contaban casi todos sus ataques por goles. En el otro área, los cambios posicionales en la zaga local despistaron a los pupilos de Miguel Angel Velasco, cuyo ataque se atascaba ante el férreo muro morado. Los alcarreños alcanzaron una renta de tres tantos (8-5).

Kukic relevó a Eduardo Cadarso en la dirección de la escuadra riojana, y su equipo fue hallando poco a poco mejores posiciones de tiro. El choque entró en la recta final del primer período en igualdad máxima. Scott aprovechaba una superioridad para empatar la contienda (13-13), y después el Quabit gestionó muy mal la segunda exclusión de Tomislav Kusan, marchando en franca desventaja al vestuario (13-15).

El Logroño atosigó a su rival adelantando su defensa. El ataque alcarreño circulaba con torpeza y, si lograba lanzar, se topaba con un infranqueable Sergey Hernández. Logroño alcanzó su máxima diferencia (15-18). Un parcial de 3-0 permitió al Guadalajara empatar de nuevo. Sufrió la segunda exclusión de Chema Celada, pero respiró con los goles de Javi García las paradas de Jota, decidido a recordar su partido 700 en Asobal con una victoria de su equipo.

La exclusión de Balint Fekete propulsó al Quabit (21-19). Miguel Angel Velasco pidió tiempo muerto, para tratar de reconducir a sus hombres. La arenga hizo efecto, ya que los riojanos devolvieron el parcial a su adversario (0-3). A continuación los morados desaprovecharon una superioridad, merced a la exclusión de Moreira. Lejos de tomar ventaja, cedieron una ventaja a su rival (23-24). Garciandía estaba desbocado, y atesoraba ocho dianas.

El choque desembocó de nuevo en una igualdad extrema, con una secuencia de goles en ambas porterías. En la local, Hombrados había cedido el puesto a Adrián Eceolaza. Ilic desequilibró la balanza en el último minuto (27-27). Restaban al Quabit cuarenta segundos para tratar de sumar los dos puntos. Garciandía empujó a Serradilla y propició un lanzamiento de siete metros, que transformó el capitán morado, Javi Parra.

El Bidasoa-Irun logra su victoria más cómoda

El Bidasoa-Irun ha conseguido ante Secin Group Alcobendas un triunfo por 29-19 que le coloca con 19 puntos y cada vez más cerca de la Copa Asobal. Los resultados que se han dado en la jornada no permiten confirmar matemáticamente, aunque sí virtualmente, que los irundarras estén clasificados para Lleida.

Quedan dos jornadas (Logroño el sábado en Artaleku y el martes visita al Cuenca) y en ellas los irundarras deberán sumar algún punto más o esperar el traspiés de alguno de sus rivales. En cualquier caso, las opciones para que no se consume ese billete a la Copa Asobal pasan por dos derrotas amarillas, dos victorias de Ademar y Granollers y otras tantas de Huesca, que en la última jornada visitará al Barcelona. Con este último ingrediente, parece evidente que el equipo guipuzcoano estará en Lleida.

El Bidasoa-Irun venía de seis victorias en seis comparecencias ante su público esta temporada y el Secin Group Alcobendas no iba a evitar la séptima. Los irundarras afrontaron el partido con el lógico respeto que merecen todos los equipos de esta liga tan igualada pero pronto empezó a verse sobre la cancha la diferencia que hay entre estos dos equipos. De anecdóticos se pueden catalogar el 2-0 o 4-1 inicial, pero ya se percibía que el equipo irundarra estaba enchufado y acertado en ataque. Con el 6-2 (tercer gol de Renaud) en el minuto ocho llegó el primer tiempo muerto visitante. Sin embargo, de poco sirvió ese parón porque el Bidasoa-Irun siguió certero y para el minuto 17 ya tenía seis goles de renta con el 10-4. Pese a que Rangel Luan no estaba tan brillante como otras tardes (cuatro paradas al descanso), en su portería entraban pocos balones.

Un marcador de 11-6 fue la última vez en la que el equipo madrileño estuvo 'cerca' de su rival. Ahí llegó un parcial de 5-1 (los cuatro últimos goles al contraataque) que abrió una brecha considerable de nueve goles con el 15-6. Fue la misma diferencia que se registró en el descanso, un 17-8 que dejaba el partido prácticamente sentenciado. A lo largo de ese primer tiempo se vivió uno de los momentos emotivos de la jornada, con el ingreso en la cancha en el minuto 20 de Adrián Crowley, que no participaba en un partido desde que el 7 de septiembre sufrió un ictus en el día en el que su equipo se medía al Anaitasuna. Se llevó una gran ovación y otra más grande si cabe cuando marcó en el segundo tiempo.

En la reanudación cambió por completo el panorama. El mismo equipo que había marcado ocho goles en 30 minutos hizo otros tantos en once, dibujando un parcial de 2-8 que estrechó el marcador hasta el 19-16. Los madrileños sentían que se metían en el partido, pero empezó a parar Rangel (12 intervenciones en total) y a carburar el ataque amarillo. Con un 3-0 con dos goles de Serrano se aligeró la situación (22-16) y a partir de ahí el Bidasoa-Irun tuvo unos minutos fáciles en los que corroboró su victoria más cómoda de la temporada.

Ficha técnica

Bidasoa-Irun (17 + 12) : Rangel (p), Cavero (1), Zabala (3), Serrano (5), Barthe (4), Renaud (7, 1 p.), Rodrigo Salinas -siete inicial-, Ledo (ps), Crowley (1), Aldaba (1), Kauldi (3), Esteban Salinas (4), De la Salud, Tesoriere y Seri.

Secin Group Alcobendas (8+ 11): Patotski (p), Santiago López, Pelidija, De la Rubia (6, 1 p.), Ortega (1), Gimeno (3), Nieto (2) -siete inicial-, Patotski (ps), Martín, Catalina, José Alberto López (1), Velasco (1), Gutiérrez (2), Crespo (3) y Thorson.

Marcador cada cinco minutos: 4-1, 7-3, 9-4, 11-6, 13-6, 17-8 (descanso); 18-11, 19-14, 20-16, 23-17, 25-18 y 29-19.

Árbitros: Jordi Ausás y Miquel Florenza. Excluyeron a los locales Barthe y Tesoriere y a los visitantes Pelidija y Nieto.

Incidencias: 1.500 espectadores en Artaleku.

El Granollers no puede con el colista

Frigoríficos del Morrazo y Fraikin Granollers empataron a 26 en O Gatañal, en un partido en el que los gallegos dispusieron del último ataque para ganar pero el lanzamiento del lateral francés Johan Boisedu, que debutaba esta noche, se marchó alto. Pese a las paradas de Javi Díaz, al Frigoríficos le costó entrar en el choque, lastrado por un juego demasiado previsible en el ataque posicional y varias pérdidas que permitieron al Granollers salir al contraataque (6-9, min.13).

Un atasco en ataque que los gallegos solucionaron con la entrada en pista de Boisedu, fichado esta semana para los últimos tres encuentros de la primera vuelta. El lateral exhibió su brazo -cuatro goles en el primer tiempo- pero también su facilidad para jugar con el pivote en esos primeros minutos. En él y en un espectacular Javi Díaz se apoyó el Frigoríficos para voltear el marcador, después de un parcial 7-2 en ocho minutos que obligó al técnico visitante, Antonio Rama, a pedir tiempo muerto.

Ese parón y, sobre todo, una rigurosa exclusión al serbio Mitic nublaron al conjunto gallego, que se quedó sin ideas en ataque -diez minutos sin marcar-. El Granollers, liderado por Ian Tarrafeta, le devolvió el golpe con un parcial 0-3, que le oxigenó hasta el descanso (15-17). Con un parcial 2-0 de salida, el Frigoríficos enseñó sus dientes a su rival. Se le iba la vida en este partido, y eso se notó en la intensidad con la que jugó. Supo sufrir cuando el Granollers, aprovechando una superioridad, se puso dos arriba (19-21) y después de agarró a Muratovic, que dio un recital hasta que se desfondó físicamente.

Pero ni firmar un gran partido ni la extraordinaria actuación de Javi Díaz -16 paradas- le bastó al equipo gallego para doblegar a un rival que mantuvo el tipo gracias al uno para uno de Lancina y, especialmente, a la conexión con el internacional Adriá Figueras, una pesadilla para la defensa local en los seis metros. Granollers estuvo siete minutos sin marcar pero su rival no lo aprovechó, y en los últimos diez minutos sólo hubo un gol de cada equipo. Los catalanes atacaron para poner el 26-27 pero se estrellaron contra el muro cangués.

Magí Serra pidió tiempo muerto cuando su equipo ya armaba el contraataque. Faltaban diez segundos. El Frigoríficos, que hace un mes había perdido un partido contra el Benidorm en la misma situación, buscó atacar sobre la bocina con un lanzamiento de Boisedu, que se le fue alto.

Ficha técnica:

Frigoríficos del Morrazo: Javi Díaz, Vujovic (2), Chapela (2), Cerqueira (3), Gavidia (1), Cancio y Suso Soliño (4,2p) -equipo titular- Muratovic (4) Aranda (3), Boisedu (4), Mitic (2), Rubén Soliño (1) y David Iglesias.

Fraikin Granollers: Marc Guardia, Víctor Sáez (2), Antonio García (4,2p), Tarrafeta (6), Adriá Figueras (5,2p), Alex Márquez (5) y Gassama -equipo titular- Almeida (ps), Marc García (1), Popovic, Lancina (2), Ferrer, Pol Valera y Adriá Martínez (1).

Árbitros: Rodríguez Estévez y Rosendo López (colegio gallego). Sancionaron con dos minutos a Mitic, Cerqueira (2), Vujovic, Gavidia (2) por parte del Frigoríficos, y a Marc García, Alex Márquez (2) y Popovic por parte del Granollers.

Marcador cada cinco minutos: 1-2, 4-6, 7-9, 11-11, 13-14, 15-17 (descanso); 18-20, 19-21, 23-24, 25-25, 26-26 y 26-26.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimotercera jornada de la liga Asobal disputado en el pabellón de O Gatañal ante unos 1.000 espectadores.

El Recoletas Valladolid vuelve a ganar en su feudo

El Recoletas Atlético Valladolid volvió a ganar en su feudo, dos meses después, al imponerse con mucho sufrimiento (29-27) a un Puente Genil que se mostró muy consistente en defensa pero que se encontró a un gran Serdio en el pivote, y a un brillante César Pérez en la meta local. Ambos equipos salieron faltos de ritmo y más centrados en el plano defensivo, lo que impidió un juego fluido en ataque y cerró las opciones de gol. El tanto que abrió el marcador fue de penalti, cumplidos prácticamente los cinco minutos de partido, a través de Serdio.

Poco a poco, los vallisoletanos se fueron afianzando en la cancha y adquirieron más confianza en el plano ofensivo, lo que les permitió tomar las riendas del partido y adquirir una renta de cinco goles (8-3), tras la que Julián Ruiz solicitó el primer tiempo muerto para su equipo. El parón resultó muy efectivo, ya que los cordobeses redujeron la renta a solo un gol (8-7), al mejorar el juego de continuidad y aumentar la intensidad defensiva, a lo que respondió David Pisonero con el correspondiente receso para tratar de frenar la remontada visitante.

Pero el conjunto local empezó a dejarse arrastrar por la presión que, en los últimos partidos, parece que le impone Huerta del Rey, y perdió descaro en el plano ofensivo, ante la fuerte defensa desplegada por el Puente Genil y la seguridad mostrada por Lombés en la portería. Una vez más, Serdio acudió al rescate y, con dos últimas jugadas individuales, dio una ventaja de dos goles al Recoletas Valladolid, justo antes de llegar al descanso (16-14).

César Pérez volvió a demostrar que es un seguro en la meta del Recoletas y eso aportó algo más de tranquilidad a los vallisoletanos, que aumentaron su renta hasta los cinco goles (23-18), lo que trajo consigo un nuevo tiempo muerto del técnico de Puente Genil. La defensa visitante seguía mostrando dureza, pero César Pérez mantenía a raya a los artilleros del cuadro andaluz con sus paradas, aunque resultó insuficiente para impedir que se acercaran de nuevo en el marcador, merced a la muralla que levantaron en su área, que hizo bajar el brazo de los locales a la hora de lanzar.

A falta de seis minutos, el electrónico mostraba un 25-24, y de nuevo la tensión se dejó ver en los locales, poniendo en peligro una victoria que tenían en la mano, ante un rival que se entregó al máximo para llevarse algo de Valladolid, pero el Recoletas también supo apretar en los compases finales para amarrar el triunfo.

Ficha técnica:

Recoletas Atlético Valladolid (16+13): César Pérez (Calle, ps), Nico López (-), Turrado (-), Dani Pérez (2), Roberto Pérez (1), Manu García (3), Víctor Rodríguez (3), Adrián Fernández (3), Serdio (10), Diego Camino (4p), Héctor González (-), Miguel Camino (-), Río (2), Miguel Martínez (1).

Angel Ximénez Avia Puente Genil (14+13): Lombés (De Hita, ps), David Jiménez (1), Monteiro (5,1p), Cuenca (1), Castro (4), Rudovic (-), De Almeida (2), Vázquez (3), Moyano (1), Víctor Alonso (6,3p), Tua (-), Porras (1), Chaparro (1), Costa (2,1p).

Parciales: 1-0, 5-3, 8-4, 9-8, 12-12, 16-14 (descanso); 17-15, 20-16, 23-19, 25-22, 26-24 y 29-27 (final).

Árbitros: Peñaranda Ortega y Yagüe Moros (Federación aragonesa). Excluyeron a Turrado (m.28), Víctor Rodríguez (m.44), Diego Camino (m.52), del Recoletas Valladolid, y a Monteiro (m.7), Chaparro (m.30), De Almeida (m.35), Costa (m.43), del Puente Genil.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimotercera jornada de Liga Asobal disputado en el Polideportivo Huerta del Rey ante unos 1.800 espectadores.

El DS Blendio Sinfín continúa sin perder en La Albericia

El DS Blendio Sinfín y el Helvetia Anaitasuna firmaron tablas en La Albericia (26-26) en un encuentro muy igualado que mantiene a los de Rodrigo Reñones una jornada más sin conocer la derrota como locales, y ya van seis consecutivas. El partido tuvo un comienzo bastante trabado, sobre todo en el conjunto local, ya que el DS Blendio Sinfín tenía problemas para encontrar portería y cometió varios errores en pases a priori sencillos.

Esto lo aprovechó el Helvetia Anaitasuna para dominar en el marcador en los primeros minutos, en los que Bols realizó varias intervenciones de mérito. Pronto tuvo su réplica en la otra portería en la que Villamarín apareció para, con sus paradas, acercar a su equipo en el marcador e igualar la contienda, en un partido reñido en el que la actuación de los colegiados, los hermanos Escudero Santiuste, era muy discutida por la grada de La Albericia.

El conjunto local mejoró en los últimos minutos de la primera parte, gracias en gran parte a su solidez defensiva, y logró llegar al descanso por delante en el electrónico (13-12). Tras el descanso el partido siguió con la misma tónica, con mucha igualdad entre defensas y ataques y ventajas mínimas en el marcador para uno u otro equipo.

Además de los porteros Villamarín y Salazar, que había sustituido a Bols, en estos minutos de ida y vuelta del encuentro destacó la aportación goleadora de Silva y Lon, entre los locales, y Chocarro y Vaquer para el Helvetia Anaitasuna. El crono corría y las diferencias continuaban siendo mínimas a falta de cinco minutos para el final del partido, por lo que la balanza podría decantarse para cualquiera de los dos bandos.

Con empate a 26 y poco más de 20 segundos por jugar, el Helvetia Anaitasuna dispuso de la última posesión para llevarse el encuentro, pero el lanzamiento de Ceretta se encontró con el cuerpo de Villamarín. Con este empate ambos conjuntos se mantienen en la zona media de la tabla y el DS Blendio Sinfín cosecha su sexto partido consecutivo sin conocer la derrota como local, con cinco victorias y un empate.

Ficha técnica:

DS Blendio Sinfín (13+13): Villamarín (p), Iglesias (3), Torriko (1), Vallés (4,3p), Lon (5), Silva (7) y Postigo (-) -siete inicial- Salvarrey (p), Valverde (-), Diego (-), Pla (3), Dimitrievski (3,1p), Nikolai (-), Sola (-), Lastra (-) y Samuel (p).

Helvetia Anaitasuna (12+14): Bols (p), Gastón (-), Bazán (1), Pujol (-), Chocarro (4), Vaquer (5,1p) y Méndez (1) -equipo inicial- Salazar(p), Ceretta (-), Nantes (2), Ugarte (5), Goñi (-), Krsmancic (6,3p), Meoki (1) y Etxeberria (1).

Marcador cada cinco minutos: 1-2, 3-5, 5-6, 7-7, 10-10, 13-12 (descanso) 13-14, 16-16, 19-18, 21-20, 24-23 y 26-26 (final).

Árbitros: Jorge y Jesús Escudero Santiuste. Excluyeron dos minutos a Iglesias, Diego (2), Silva y Dimitrievski (2), del DS Blendio Sinfín; y a Bazán, Krsmancic y Etxeberría (2), del Helvetia Anaitasuna. Mostraron cartulina amarilla a Silva por el DS Blendio Sinfín y a Meoki del Helvetia Anaitasuna.

Incidencias: Partido de la decimotercera jornada de la Liga Asobal disputado en el Pabellón de La Albericia ante unos 1.300 espectadores.

El Bada Huesca reacciona en la segunda parte

El Bada Huesca se ha impuesto con claridad, 25-32, en su visita a Cuenca, terminando con la racha negativa de cuatro derrotas consecutivas en el polideportivo conquense. Justa victoria oscense gracias a una tremenda reacción en la segunda parte ante un rival que se vio totalmente desarbolado y que se fue del encuentro a los 45 minutos cuando perdía 19-20.

Tan extraño fue el partido que, en los primeros quince minutos de la segunda parte, el Liberbank Cuenca había encajado once goles, dos más que en todo el primer tiempo. El inicio del partido estuvo muy igualado en el marcador con ambos equipos marcando a cuentagotas, con protagonismo desde el extremo visitante para Carmona y en el bando local, una vez más, Dutra.

Hubo amagos de distanciarse en el luminoso por parte del Liberbank pero entre la madera, cuatro lanzamientos, y las pérdidas de balón no lo consiguieron. El encuentro llegó con 8-8 a falta de ocho minutos para el descanso y entonces llegó un parcial de 3-0 para los conquenses gracias a Dutra y, sobre todo, al portero Leo Maciel que con once paradas en esta primera parte, entre ellas un penalti y seis desde los seis metros, obtuvo más de un cincuenta por ciento de efectividad. Lo justo para llegar al descanso con 12-9 a favor de su equipo. Tras el paso por los vestuarios, el Liberbank Cuenca aumentó a cuatro tantos su ventaja, 13-9, pero fue un espejismo respecto a lo que vino después. Poco a poco, el Bada Huesca fue recortando en el luminoso ante la incapacidad ofensiva local con un Arguillas muy acertado.

A los siete minutos de esta segunda parte, jugando en inferioridad, el conjunto conquense perdió un balón en ataque y el Bada Huesca marcó aprovechando que no había portero, pero desde un lugar diferente a donde se había producido la pérdida. Los oscenses pusieron el 14-14 en el luminoso y los conquenses vieron como jugaban con cinco por exclusión de su entrenador. A partir de esa jugada, el Liberbank Cuenca desapareció de la pista y los visitantes lo aprovecharon para ponerse por delante en el marcador por primera vez en el partido, con un ataque fluido y una excelente defensa. Con el 16-19, hubo una pequeña reacción de los conquenses que llegaron a ponerse 19-20 en pleno ecuador del segundo tiempo.

La esperanza de meterse en el partido, por parte conquense, desapareció rápido porque el conjunto que dirige Nolasco consiguió un parcial de 0-6, dejando un 19-25 a falta de nueve minutos para el final y sentenciando el partido. El mismo equipo que en la primera parte sólo había encajado 9 goles, se vio desarbolado en la segunda. El juego del Bada Huesca fue tan excelente que logró 23 tantos en este tiempo. Todo el equipo rayó a una gran altura, pero hay que resaltar la efectividad desde el extremo y la labor organizadora, también con goles, de Marcelo.

Para el Liberbank Cuenca, el desarrollo del partido ha sido un duro golpe, más allá de haber perdidos dos puntos ante un presunto rival directo. Dutra volvió a ser el máximo realizador del encuentro con 10 tantos, un acierto individual en medio de un equipo muy desacertado en la segunda parte.

Ficha técnica:

Liberbank Cuenca (12+14): Leo Maciel; David Mendoza, Baronetto, Hugo López, Moscariello (2), Thiago Alves (4), Angel Montoro (4), siete inicial, Kilian Ramírez (p), Dutra (10), Doldán (1), Nolasco, Oscar Río (1), Eskiricic (1) y Sergio López (3).

Bada Huesca (9+23): Jorge Gómez; Carmona (5), Adriá Pérez (9), Carró (2, 1p), Eloy Félez (3), Marcelo (5), Bonanno (3), siete inicial, Arguillas (p), Alberto Val, Ostojic, Filipe Mota (3), Oier García, Zungri (1) y Marco Mira (1).

Árbitros: Fernández Molina y Murillo Castro. Excluyeron, por parte local, a David Mendoza, Moscariello y al entrenador Lidio Jiménez. Por parte visitante a Carró (2) y Bonanno.

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 4-3, 6-5, 8-6, 10-8, 12-9, descanso, 14-12, 15-17, 19-20, 19-24, 22-28 y 26-32.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 13ª jornada de la liga Asobal, disputado en el polideportivo El Sargal ante 1.300 espectadores.

0 Comentarios

Mostrar