Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

#TOCAGANARATODAS | BOXEO

La ‘Reboxlución’ se viste de largo en el Mundial de Nueva Delhi

Laura Fuertes, Andrea Lasheras, Melissa González y Lucía Blázquez.

CHEMA DIAZ

DIARIO AS

Laura Fuertes, Andrea Lasheras, Melissa González y Lucía Blázquez representan a España en el Campeonato del Mundo de boxeo.

Desde el primer momento en que Iberdrola becó a 18 mujeres en el mes de febrero para que la Federación de Boxeo pudiese rehacer su equipo femenino, las elegidas se pusieron una etiqueta: Reboxlución. Todas son conscientes de que el noble arte está en auge y quieren aportar para que el número de competidoras siga creciendo. Joana Pastrana (campeona mundial), Melania Sorroche (campeona europea), Miriam Gutiérrez o Jennifer Miranda son algunas de las mujeres que están marcando el ritmo en el campo rentado. Las dieciocho internacionales quieren hacerlo en el boxeo olímpico.

La Federación eligió chicas jóvenes, con poca experiencia, pero un gran potencial. Apuesta a largo plazo que les está saliendo bien ya en el corto. Desde febrero han acudido a diferentes torneos internacionales con una única petición por parte del cuerpo técnico: coger experiencia. Lo han cumplido y de paso han sellado buenos resultados. Ese gran rendimiento ha permitido que España clasifique a cuatro boxeadoras para el Mundial de Nueva Delhi (India), que arranca hoy y se extenderá hasta el 14 de noviembre.

Laura Fuertes (48 kilos), Andrea Lasheras (51 kg), Melissa González (60 kg) y Lucía Blázquez (64 kg) son las encargadas de representar a la Selección. Deben medir su nivel con el resto de equipos para comprobar el trabajo realizado hasta la fecha. “Puedes ir a muchos campeonatos internacionales, pero en unos Mundiales están las mejores de cada país y tras Nueva Delhi las cuatro que van se darán cuenta del potencial actual y por dónde deben mejorar. Será una gran piedra de toque y un escaparate perfecto para enseñar todo lo que tienen dentro”, apunta en la previa el seleccionador nacional, Rafa Lozano. Las internacionales lo tienen claro, se vaciarán. Sueñan con las medallas.