MUAY THAI

Carlos Coello, por otro Mundial el 15 de diciembre en Ponferrada

El gaditano, que cayó en junio por el Mundial WMC en esa ciudad, vuelve a intentarlo. Tras lograr el Mundial WKN, reta al japonés Kunitaka por el cinturón ISKA.

Carlos Coello, por otro Mundial el 15 de diciembre en Ponferrada
EDUARDO CANDEL DIARIO AS

Nació en Cádiz, pero Carlos Coello siente la comarca del Bierzo y en concreto Ponferrada como su casa. El gaditano ha disputado los combates más importantes de su carrera allí y el para el próximo, repetirá. Coello se proclamó campeón Mundial WKN del peso pluma en diciembre de 2017. Cerraba la promesa que le había hecho a su madre, pero no frenó. Quería más retos y en junio chocó con el tailandés Army Sasiprapa por el Mundial WMC (organismo de la casa real de Tailandia, y el más prestigioso). Cayó, pero forjó su leyenda. Disputó el combate con una infección en su tibia derecha, peleó sin poder usar una pierna y perdió de manera ajustada. Esa valía le da una nueva oportunidad. 

"Estos meses han sido difíciles, tenía mucha ilusión en ese combate, pero tras la lesión he tenido que estar tres meses sin competir. En la previa de esa pelea, el médico no quería que pelease, pero no quería dejar el evento descabezado cuando habían apostado por mí. En ese momento, Diego Vázquez (promotor del combate) me prometió que por mi arrojo, pasase lo que pasase, me conseguiría otra oportunidad. Lo ha intentado en todos estos meses, pero finalmente no pudo llegar a un acuerdo. Pese a ello, es un hombre de palabra y ha buscado otro reto que me motive y lo ha conseguido". revela Coello, quien volverá a subirse a la tarima en Ponferrada el 15 de diciembre.

Justo un día antes de su primer aniversario como campeón, Coello quiere alzar otro cinturón. En este caso lo hace por ISKA, lo que le permitirá cruzarse con una leyenda viva del Muay Thai: Kunitaka Fujiwara. El japonés es el actual campeón, ha estado ranqueado en los templos de su deporte y se ha cruzado con los mejores de su peso, lo que le ha encumbrado. "Le admiro, para mí es un honor y un gran reto poder cruzar guantes con él y más desafiarle en el título que ostenta. Es algo muy importante y pondré el 100%, como siempre, para que en Ponferrada vuelvan a verme campeón", concluye el gaditano. En el Bierzo, ya le esperan.

Cartel promocional de la pelea.